trucos-caseros-2

Trucos caseros para ordenar el living - Parte 2

  1. 1.       Es-tan-tes

 

Los estantes no solo le añaden interés visual a un ambiente, sino que también te resuelven bastante el tema del desorden. Son adaptables, vienen en varios precios y materiales y sirven tanto para para guardar como para exhibir cosas. Los sujeta libros, por su parte, aportan el toque arquitectónico y les dan de personalidad. También podés dividir secciones con fotos familiares o flores. Mostrá los suvenires que trajiste de los viajes y seleccioná qué chucherías querés exponer para darle onda a la deco. Si tenés hijos chiquitos, asegurate de que los estantes estén bien agarrados a la pared para mayor estabilidad. Las repisas con puertas son una buena opción para cuando tenés que esconder cosas y guardar juguetes que no están en uso.    

 2.       Contené el lío

 

Los accesorios decorativos tienen que tener onda. Los bols chiquitos y las cajitas con tapa que cierran bien son amigas de las personas organizadas. Las cajas decorativas están buenas para guardar fotos viejas u objetos con valor afectivo como los trofeos de los chicos. Otra opción piola es colocar una caja con bisagras en la mesa ratona para guardar controles remoto o joysticks. Y las canastas viejas tipo de picnic quedan lindas con diarios y revistas. Acordate de que la mejor manera de aprovechar el espacio, ya sea mucho o poco, es elegir muebles que también sirvan para guardar cosas, como una otomana.

(Mirá más consejos para mantener tu casa impecable)

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

 3.       A guardar, a guardar

 

Un banco con espacio de guardado escondido es el lugar perfecto para los juegos de mesa y juguetes chicos de tus hijos. Los canastos esos grandotes y las cajas apilables están buenos para guardar juguetes y no son nada caros. Si vas a usar cestos, los expertos en orden recomiendan poner fotos del contenido en la parte de afuera así los chicos no abren todos para encontrar un juguete. Y cuando los chicos crezcan y cambien de juguetes, simplemente cambiá las fotos. Una regla importante para juguetes grandes: que no queden ahí entre los muebles como uno más; llevalos a la habitación, el playroom o a un placard. Otra regla es recordarles a los chicos que se tomen unos minutos todos los días para guardar sus cosas.

 4.       Domesticá los cables

 

Tener control sobre los cables de electricidad puede mejorar ampliamente el look de tu living. Colocá cinta o cable canal para que no queden ahí en el medio del paso. También existen otras opciones, como esos enchufes que vienen con soportecitos para enrollar los cables. Si le das prioridad a la funcionalidad, el lío no va a prosperar.

 

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe