baño limpio

Consejos para tener un baño limpio

Conocé estos trucos de cómo limpiar el baño, no omitas ninguno de los espacios y hacé que luzca increíble.


Uno de los sitios de tu casa que más limpio tiene que estar es el baño, por varias razones:

1) Es un lugar común que es utilizado por todos los integrantes de tu familia y por las visitas.

2) Es ahí donde todos los días realizás tu higiene personal.

3) Porque es muy fácil que se ensucie y se acumule humedad.

 

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Antes que nada es importante que lo asees dos veces por semana, si por el tiempo y ritmo de vida te es imposible, intentá limpiarlo el fin de semana pero a profundidad, quitando el juego de baño, cortinas y todos los accesorios como el expendedor de jabón, jabones, cepillos de dientes, etc.

 

Seguí estos consejos para que tu baño hable bien de vos y brille de limpio:

 

Lavá las encimerascon detergente y una esponja, retirá los residuos de pasta de dientes, gel para el cabello, jabón, etc. Evitá los detergentes abrasivos y las fibras de aluminio, ya que éstos terminarán rayándolas. Si hay una mancha difícil de sacar, rociá un poco de bicarbonato y limpiá con la esponja. Para los espacios cerca del grifo utilizá un cepillo de dientes de cerda suave.


  1. Para el inodoro lo más recomendable es verter un poco de lavandina, dejarlo actuar por unos minutos y luego lavar con los cepillos especiales para esto. Para enjuagar sólo tirás la cadena. Si la taza no tiene el brillo y la limpieza que querés, probá colocando cuatro pastillas efervescentes para la indigestión, dejalas por una hora y luego frotá con el cepillo y enjuagá.
  2. Si en tu baño hay una bañadera y tiene una mancha difícil de sacar, formá una pasta con vinagre blanco y bicarbonato, con esa mezcla frotá suavemente hasta eliminar la mancha, no hagas esto si tu bañadera es de fibra de vidrio. Para mantener limpia la ducha y el cancel, después de bañarte pasá sobre ellos una toalla húmeda.
  3. Los azulejos también deben de estar impecables. Colocá detergente en la ducha y cancel, dejá reposar, lava con una escoba y luego para enjuagar deja caer de la regadera agua caliente, el vapor te ayudará a hacer más fácil la limpieza de los azulejos. Si luego de trapear todavía se ven sucias las divisiones, colocá un poco de pasta de dientes en un cepillo y tallalas.
  4. No te olvides de los espejos, para que éstos queden relucientes, poné en un trapo suave una mezcla de un tercio de taza de amoníaco o vinagre con tres litros y medio de agua tibia, después secalos con papel de diario. Si lo que querés es que no se empañen con el vapor de la ducha, poné un poco de espuma para afeitar sobre el espejo y luego retirá con un trapo.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe