Cuidado de el medio ambiente y reciclaje en casa

Cuidá el medio ambiente desde tu casa

Podés lograr un hogar más sano y ecológico para tus hijos, e inspirarlos a vivir de una forma más armónica con el medio ambiente, con estos consejos sencillos.


Cuidá el medio ambiente desde tu casa

Para los padres, no hay nada más preciado que sus hijos y nada es más importante que garantizarles la salud y la seguridad. Pongamos a nuestros hijos en primer plano, haciendo pequeños cambios en la casa, muy sencillos, para proteger la salud de toda la familia, y también la del planeta, que en definitiva, es nuestro hogar.

Si bien los padres no podemos controlar todos los aspectos de las vidas de los hijos -a pesar de que a muchos nos encantaría hacerlo- sí hay un lugar en el que podemos decidir siempre lo mejor: el hogar. En estos días, muchas personas están buscando soluciones amigables con el medio ambiente, para que sus hogares sean más sustentables. Te damos algunos consejos ecológicos, muy fáciles de aplicar.

Janelle Sorensen es la Directora de Comunicaciones de Healthy Child Healthy World (Chicos Saludables Mundo Saludable), nos dio algunas sugerencias útiles, para que logres que tu casa sea más ecológica -y ahorres dinero-, sin mucho esfuerzo.

1. Aire fresco y limpio
Como los chicos tienen pulmones sensibles, la calidad del aire en el interior es un factor importante para crear un hogar sustentable. Y aunque te sorprenda, el aire que circula por tu casa puede estar más contaminado que el externo. Esto sucede porque todo lo que genera asma puede impregnarse en los muebles (incluidos agentes químicos, polvos y partículas del exterior). Y adentro de tu casa no ingresa la luz del sol (que elimina los contaminantes), ni el viento (que los arrastra hacia otro lado).

Para mejorar la calidad del aire que respiran, podés hacer algunas cosas; por ejemplo, proponer la regla de no entrar con zapatos a casa (esto reduce la suciedad que se arrastra hacia adentro); y también, abrir las ventanas una vez al día. Sorensen también recomienda pasar una aspiradora con filtro de partículas de alta eficacia (llamada High-efficiency Particle Airflow). “La alfombra se puede convertir en un imán para todo lo que está en el aire: el polvo, el polen y la suciedad que llevamos a casa".

Otra acción súper simple para mejorar la calidad del aire del interior, es tener muchas plantas alrededor de tu casa. Sorensen recomienda colocar una planta de tamaño mediano a grande, cada 30 metros. La NASA, durante años estudió cuáles son las plantas que ayudan a purificar el aire dentro de una nave espacial; y ha descubierto que tres plantas hogareñas comunes hacen maravillas limpiando el aire: la palma de areca, la sanseviera o lengua de tigre, y la planta de dinero. Todas ellas son fábricas de oxígeno, porque remueven los químicos orgánicos y volátiles del aire.

2. Sin pesticidas
Los pesticidas eliminan los insectos, pero pueden provocar asma, desequilibrios hormonales, e incluso dificultades de aprendizaje en los niños. Afortunadamente, no es tan difícil evitar la exposición de tus hijos a esas toxinas.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

En primavera y verano, tus chicos empiezan a jugar al aire libre, y traen picaduras de los bichos del parque o el jardín. Si tenés hormigas rojas en tu casa, una solución ecológica es colocar ají molido alrededor del hormiguero. Las hormigas lo detestan, y entonces, no van a asomarse. Las moscas de las frutas e incluso los mosquitos, pueden alejarse si plantás albahaca en tus macetas. Cuando los chicos salgan a jugar, podés frotarles hojas de albahaca en la piel, que son un sustituto sin toxinas del repelente de insectos.

“Todos éstos son trucos que, seguramente, nuestros abuelos conocían; pero nos hemos acostumbrado tanto a consumir lo primero que vemos en la góndola, que no los tenemos en cuenta", reflexiona Sorensen.

Si esos mosquitos molestos del verano se devoran a tus hijos, elaborá tu propio repelente combinando eucaliptos, lavanda citronela y aceite de geranio. Todos ellos funcionan como repelentes naturales para los insectos.

3. Actitud ecológica, dentro y fuera de casa
Hacer cambios ecológicos sencillos en casa, es un buen inicio. Pero lo importante, es que los chicos incorporen esas lecciones para siempre. Es bueno que sepan que los grandes cambios, siempre empiezan por los pequeños cambios que están en nuestras manos.

Podés alentarlos para que usen papel reciclado, botellas retornables y bolsas de tela, (en vez de botellas de plástico y bolsas de papel o de plástico). Podés dejar que ellos mismos elijan sus objetos, para que se conecten mejor con sus decisiones.

Uno de los generadores de basura más importantes son las fiestas de los chicos, tanto las que se hacen en el colegio, como en las casas. Podés proponer a los maestros de tus hijos y a los padres de sus amigos que, en vez de repartir regalitos de plástico o cotillón, regalen objetos artesanales, hechos por ellos mismos; o algo rico, por ejemplo, una galleta casera. Los chicos se van a ir felices, y sabrán que pusieron su granito de arena para la cuestión ecológica.

Lo más importante, es empezar. Uno se siente bien cuando da pequeños pasos hacia una vida más saludable. Y después de un tiempo, todo el mundo se empieza a sumar al gran cambio. Esa es la idea.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe