Macetas de barro

Trasplantar a macetas de barro

Un cambio de maceta puede hacer que tus plantas duren mucho más tiempo; aprende a hacerlo de la mejor manera para que no te las lastimes.


Tener plantas es una gran manera de darle vida a cualquier espacio de tu hogar. Para que luzcan hermosas debes dedicarles cuidados especiales como regarlas, no exponerlas al sol en exceso sin son plantas de interiores y de vez en cuando poner algún fertilizante en la tierra.

 

Otro cuidado que tus plantas agradecerán es un cambio de maceta, recomendado cada año dependiendo de su crecimiento, esto se hace para darle espacio a las raíces para extenderse y no limitar la absorción de nutrientes de la vegetación de tu hogar.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

 

Sigue estos pasos para hacer el cambio sin afectar tus plantas o flores:

  • Si la maceta nueva es de barro meter en agua durante dos horas antes de utilizarla por primera vez, para evitar que absorban el agua destinada a la planta.
  • En el fondo de la maceta coloca una capa de grava o arcilla de un centímetro de alto y después coloca la primera capa de tierra vegetal fresca
  • Poda el arbusto que vas a trasplantar antes de sacarlo de la maceta, quítale todas las hojas muertas y secas. Después afloja la tierra y saca la planta con cuidado.
  • Sacude de las raíces toda la tierra vieja que puedas y si notas que tiene partes secas córtalas.
  • Coloca la planta en la nueva maceta y utiliza tierra para nivelarla y que quede a la altura que desees, pero cuida que ninguna de las hojas quede en contacto directo con la tierra.
  • Termina de rellenar con tierra fresca la maceta hasta que la planta quede firmemente enraizada. Riégala hasta que el agua empiece a salir por el sumidero del fondo de la maceta.
Seis semanas después del trasplante es buen momento para agregar a la tierra un fertilizante para aportar nutrientes y ayudar a tu arbusto a seguir creciendo.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe