Decoracion de jardines

Los secretos del diseño de jardines

Descubrí diferentes maneras de transformar tus espacios verdes. Aprendé los tips de la decoración de jardines y sorprendé a tu familia.


A todos no gusta el jardín, pero crear uno es un gran trabajo. ¿Qué tipo de jardín es mejor para tu hogar, tu gusto o tu estilo de vida?

¿Canteros, jardines de hierbas o huertas? ¿Formal o estilo campestre? ¿Patio o jardín? Estas son algunas de las preguntas acerca de las cuales Annette Gutierrez, copropietaria de Potted, un local de jardín y diseño de Los Ángeles, reflexiona con los clientes que quieren convertir un jardín cubierto de pasto en un colorido conjunto de plantas. Estas son algunas de las ideas de Annette para transformar distintos espacios exteriores en frondosos jardines.

1. Jardines en macetas

Esta es la forma más rápida de transformar un porche, balcón o terreno lateral en un rincón acogedor. Para lograr el máximo atractivo:

  • Agrupá las macetas en números impares: 3, 5 o 7
  • Alterná la altura: bajas, medianas, altas
  • Alterná el tamaño: pequeñas, medianas, grandes
  • Elegí un color llamativo para la maceta más pequeña

Dejá las macetas grandes en tonos neutros y agregá una maceta naranja, lima o carmesí para darle un toque de color. "Las macetas más grandes son como el sofá y las macetas más pequeñas son como los almohadones", ilustra Annette. Un toque de rojo es divertido y extravagante, ¿pero para varias macetas? ¡Probablemente no!

 

2. Jardinería vertical

¿Quién no mira dos veces a las plantas que crecen sobre la pared? Los jardines verticales agregan color, textura y un elemento de sorpresa a los espacios reducidos. Las macetas de bolsillos se pueden colgar de cualquier lado y son fáciles de llenar con hierbas, flores o plantas de huerta. En los meses más cálidos, plantá hojas verdes para ensaladas y verduras. Los jardines verticales son fáciles de mantener y sólo necesitan agua una vez por semana. Así que es una buena opción para las aspirantes a jardineras que están muy ocupadas.

 

3. Senderos

No solemos pensar en los senderos como algo divertido, pero Annette dice que deberíamos. "¡Hacé que el camino a la puerta de tu casa sea todo un suceso!". Si colocás una maceta grande a cada lado del sendero, de la entrada o al lado de un lindo banco, hará que tu casa luzca acogedora y le agregará un toque extra a tu jardín. Otra opción es delinear el sendero con un colorido borde de tus flores favoritas, pastos altos o floridos arbustos que sean aptos para el clima de la zona.

 

4. Jardines aptos para mascotas

No intentes mantener a tu amigo de cuatro patas fuera del jardín, ¡planificá teniendo en cuenta a tu mascota! Creá un "sendero para el perro" que sea lo suficientemente grande como para que tu perro pueda correr, usando el cerco como uno de los bordes y una fila de macetas o arbustos como el otro borde. Annette sugiere cortar agujeros en el cerco para que la mascota pueda ver para afuera. No tengas miedo de que tu jardín vaya a parecer una perrera: podés crear un diseño atractivo y práctico para que tu mascota esté cómoda y feliz en su propio espacio.

 

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

5. Iluminación

"La iluminación es fundamental", revela Annette. "No subestimes todo lo que podés lograr con unas luces". Annette siempre elimina los reflectores de las áreas de estar o de comer, ya que son demasiado fuertes, brillantes y poco románticos, y los reemplaza por lucecitas que le dan un aspecto mágico al lugar.

  • Envolvelas en el tronco de un árbol.
  • Enganchalas en un enrejado para enredaderas.
  • Apilalas en macetas.
  • Colgalas sobre la mesa o sobre una sombrilla.

 

6. Un ambiente exterior

Todos desean tener un ambiente más en la casa, pero es posible que tengas espacios no utilizados en el jardín que podrían cumplir esa función. Imaginá el espacio exterior como un ambiente extra:

  • Un comedor
  • Un living
  • Una sala de juegos
  • Una sala de yoga o meditación

Las sillas y sombrillas son fáciles de conseguir en telas para exteriores, pero lo primero que tenés que tener es una alfombra. "Las alfombras inmediatamente definen un espacio y lo hacen accesible y acogedor", sugiere Annette. Una vez que hayas acomodado la alfombra y los muebles, pensá cómo podés decorar el área que rodea tu "ambiente": quizás una fila de rosas, conjuntos de perfumadas plantas de lavanda o una colorida colección de plantas perennes para atraer mariposas.

 

7. Un jardín temático

Algunas personas prefieren el verde frondoso y silvestre y otras prefieren cercos podados e hileras formales. Si elegís un tema que te guste, va a ser más fácil determinar las plantas y adornos que vas a necesitar para expresar tu estilo. Paseá por tu barrio y fijate cuáles son los jardines que te hacen suspirar. ¿Acaso son...?

  • ¿Formales o silvestres?
  • ¿Florales o con canteros de rosas?
  • ¿Con hierbas y vegetales?
  • ¿Jardines Xeriscape (tolerantes a la sequía para un menor riego)?

Una vez que hayas elegido un tema, podés trabajar a partir de esas ideas. Cuando Annette empieza un proyecto, dispone físicamente los límites del jardín para ver cómo ser vería el diseño. "Dibujar sobre el papel no tiene el mismo impacto que verlo en dimensión", explica. Probá tus ideas usando mangueras, sogas, cajas, felpudos o tiza para visualizar la disposición de las distintas áreas en tu espacio verde.

El tema va a dictar naturalmente cuáles plantas vas a querer y qué ambiente vas a querer crear, mientras que el esquema físico te va a indicar dónde colocar esas plantas.

"El espacio exterior es tan importante como el espacio interior", explica Annette. Así que llevá tus planes, tu estilo y tu "hogar" al jardín. Y no te olvides de las lucecitas... y una alfombra.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe