estantes para macetas

¿Pensando en hacer Estantes para macetas?

Todos conocemos la cucheta básica... entonces, ¿por qué no renovarla? Un poco de pensamiento lateral ayudó a transformar este mueble estándar en uno de ensueño.


Paso 1 - Medí y cortá la madera del tamaño que desees. Usá un cepillo eléctrico para quitar una capa gruesa de la madera manchada y también para que la superficie quede bien lisa en las partes donde la madera esté deformada.

Paso 2 - Cubrí todos los lados de la placa de madera con dos manos de esmalte al agua. Dejalo secar entre cada mano de pintura.

Paso 3 - Con un taladro y una mecha de 6 mm, perforá la pared y colocá los tarugos en los agujeros. Luego, sujetá las ménsulas a las pared con tornillos.  Usá ménsulas grandes si tu intención es poner mucho peso sobre el estante.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Paso 4 - Elegí varios colores fuertes de pintura artística o cualquier esmalte a base de agua o pintura acrílica de buena calidad. Tomá una cucharada de cada color y verté la pintura sobre la placa de madera formando pequeños charcos. Cuando tengas todos los charcos listos, incliná la tabla en un ángulo de 45º de manera que la pintura corra. Cuando la pintura llegue al borde de la placa, bajá la placa de manera que la pintura corra también hacia el borde frontal.

Paso 5 - Ahora dejá caer gotas de pintura de colores que contrasten por toda la placa. Si en ese momento la otra pintura sigue fresca, se van a crear pequeños cráteres de pintura en las partes chorreadas. Si para este proyecto usás pintura de buena calidad sin diluir, vas a crear un efecto 3D. Dejalo secar completamente durante 2 ó 3 días.

Paso 6 - Sujetá la placa a las ménsulas ajustando pequeños tornillos directamente en la madera desde la parte inferior y a través de cada ménsula.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe