embarazo múltiple 2

Embarazo múltiple: Guía para mamás - Parte 2

Prematurez

Este un gran tema para los embarazos múltiples. Cada semana después de la 28 es un bonus. A las mujeres que experimentan contracciones de Braxton-Hicks (o “de práctica”) muy fuertes se les aconseja descansar, descansar y descansar.

¿Qué esperar para el nacimiento?

El parto vaginal es bastante raro en embarazos múltiples ya que los médicos (y las parteras) prefieren evitar cualquier complicación. Se considerará el parto vaginal si tuviste un embarazo sin inconvenientes, un trabajo de parto y parto buenos anteriormente, y el bebé de más adelante está cabeza abajo y bien encajado.
(Aprendé a comunicarte con tus hijos)

El parto vaginal depende del estado de salud de la madre y de la edad gestacional de los bebés al momento del trabajo de parto. Los mellizos o trillizos deben negociar las posiciones de salida y, si todos intentaran lograr el primer lugar, podría ser un problema. Un trabajo de parto demorado (o lento) podría estresar a los bebés innecesariamente. Por estos motivos, está bueno que te prepares tanto física como emocionalmente para una cesárea.

La epidural (o raquídea) es medio complicada con un útero tan grande ya que a la madre le cuesta mucho sentarse y tirarse para adelante. En estos casos, lo más común es que la mujer se acueste de costado para que la anestesien.

La dura realidad

Las parejas que esperan más de un bebé deben pensar más allá de la noción romántica de una fila de bebitos lindos. ¡La verdad es que dan mucho trabajo! Tus hijos van a ser individuos con su propio nombre, no solo los “melli”. Por eso, a medida que vayan creciendo, quizá no tengan el mismo apetito, los mismos gustos, los mismos patrones de sueño ni las mismas necesidades físicas, emocionales o mentales. Quizá no duerman toda la noche, coman sólidos o dejen los pañales a la misma edad. Pero hay bonus escondidos. Las parejas tienen que trabajar juntas; siempre tienen un bebé cada uno (o dos) para acunar, y la paternidad es una responsabilidad compartida. Así que los chicos aprenden a compartir, los papás a ser justos ¡y tenés una familia instantáneamente!

Dónde conseguir ayuda

No tengas vergüenza de pedir ayuda. Comentales amablemente a tus familiares y amigos que necesitás un respiro y voluntarios para cuidar a los chicos. Tiempo a solas para vos o para la pareja es esencial.

Consejos

1- Descansá. Sin dudas, ¡el descanso ayuda a prolongar el embarazo! Hacelo varias veces por día durante media hora. Acostarte sobre tu lado izquierdo ayuda aumentar el flujo sanguíneo hacia el vientre, lo que maximiza el oxígeno y la nutrición de tus bebés. Además, ayuda a los riñones a remover los excesos de agua del cuerpo.
2- Limitá tu ingesta de sal para minimizar los edemas.
3- Aumentá tu ingesta de agua a ocho vasos por día. El agua, junto con el descanso, ayudan a eliminar los desechos del cuerpo.
4- Mejorá tu nutrición con calorías de alta calidad. Esto significa comer de manera equilibraba y de todos los grupos alimentarios.
5- Estate atenta a las contracciones, aprendé a monitorearlas y a escuchar a tu cuerpo. 6- Preparate para todo.
7- Si tenés la oportunidad de visitar una unidad de neonatología y ver cómo son las máquinas, los equipos y los monitores, hacelo. Todas pensamos que no nos va a pasar a nosotras, pero le puede pasar a cualquiera y puede ser realmente emotivo ver a los bebés ahí tan chiquitos e indefensos.
8- Tratá de no hacer grandes compras hasta que los bebés ya estén en casa y sepas bien qué necesitás.
9- Comprá una buena cantidad de mamaderas de buena calidad para dejar preparadas las tomas por 24 horas.
10- Aprendé que algunas cosas no importan. No podés hacer todo.



Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe