perro y amo

¿Cómo entrenar a tu perro?

Descubrí cómo entrenar a tu perro con estos excelentes tips. Tu perro será más dócil y amigable, además de que aprenderá a respetarte como su verdadero amo, y no tendrás que preocuparte nunca más del desorden y ritmo descontrolado de tu amada mascota.


Rango

  • No dejes que tu perro se suba a los muebles o a la cama. Si está a tu nivel, estás elevando su rango en la manada.
  • Establecé bases desde el día uno, poné límites. Un perro te considera como un perro en dos patas. Somos los líderes de la manada, un igual o sumisos a él. Si mostrás signos de debilidad, el perro sentirá que necesita tomar el control.


Saltos

  • No lo saludes en la puerta del frente. Tu saludo entusiasmado o reto por saltar solo crean ansiedad.
  • Caminá directamente hacia adentro, dejá tus bolsas y hacé tus cosas – simulando (por el momento) que no tenés un perro. Cuando el perro se haya calmado, saludalo tranquilamente.


La ansiedad de la separación
  • No hagas demasiado escándalo cuando te vayas.
  • Sepárense regularmente, temprano, durante períodos mayores de tiempo. Dejale al perro una sorpresa especial cuando salgas, como por ejemplo un juguete que lo mantenga ocupado.


Andar en auto

  • No evites andar en auto con el perro.
  • Comenzá lentamente. Primero, poné al perro en el auto, abrí las ventanillas, cerrá las puertas y sentate tranquilamente. Felicitalo y recompensalo si se mantiene calmado. Incluso podés alimentar al perro en el auto. La próxima vez, arrancá el auto y sentate. Más adelante, da una vuelta a la manzana. Hacelo lentamente hasta que el perro esté cómodo en el auto.


Entrenamiento en el hogar

  • No lo retes ni pongas la nariz del perro en lo que hizo si ha tenido un accidente adentro. Si el perro necesita hacer sus necesidades, y no hay nadie alrededor para ver los signos, lo hará adentro. Es la naturaleza. No hagas demasiado lio, simplemente limpialo y no digas nada.
  • Sé cuidadosa, día y noche. Sacá al perro lo más que puedas, especialmente después de que ha comido y dormido, con un pequeño alimento en tu mano y dale una orden. Luego cuando el perro haya hecho sus necesidades, felicitalo, dale la recompensa y entrá. Eventualmente él pedirá salir, y podés recompensarlo.


Ladridos molestos

  • No le grites a tu perro por ladrar, simplemente va a pensar que te unís a él.
  • Llamá su atención: aplaudí fuerte y decile “¡Suficiente!” para redirigir su atención.


Ejercicio

  • No pienses que una rápida caminata alrededor de la manzana va a satisfacer la necesidad de ejercicio de un perro grande. No es suficiente. Muchos perros ladran, excavan y mastican y destruyen porque están aburridos y frustrados.
  • Dale libertad física y estimulo mental, aquí es cuando entran las clases de entrenamiento. Socializar, estar con un grupo con otros perros y aprender a estimular el cerebro del perro.

Perros guardianes
  • No pienses que un perro te protegerá si está afuera. Al perro le tiran un hueso y lo distraen, si estás en peligro y el perro no está acostumbrado a estar dentro de la casa, no va a entrar para protegerte.’
  • Tené a tu perro en la casa con vos, como parte de la familia


Comprar un perro 
Tené un perro que se adapte a tu estilo de vida y a tu temperamento. Si no tenés demasiado espacio, adoptá un perro más pequeño o con menos energía,

  • No adoptes dos cachorros al mismo tiempo. Crearán una unión el uno con el otro y no vas a ser un factor en la ecuación.
  • Adoptá un segundo perro una vez que el primero está entrenado. Así seguirá el comportamiento del primero.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe