Nueva familia

Viví en paz con tu pareja y tu nueva

No establecer límites claros con la familia de tu pareja puede atraer conflictos familiares, mejorá tu relación con tu familia política siguiendo estos prácticos tips.


Al unir tu vida a la de otra persona para formar una pareja, te unís también a su familia y podés descubrir que tu marido tiene dinámicas con sus padres o hermanos que no te agradan del todo o bien que están acostumbrados a opinar en la vida de otras personas. Situaciones como esta pueden complicar la relación de pareja.

 

Para evitar impactos negativos en la vida de tu nueva familia, te damos estos consejos:

 

Respetalos

Aunque notes hostilidad o sientas agresión, expresá a tu pareja esta situación siempre en un tono de respeto y hablen juntos con su familia para solucionar el problema. 

 

Establezcan límites

Es importante que si notás que tu pareja permite que su familia opine y determine la forma en que deben conducir su relación hables con él y establezcan límites.

 

No te aísles

La clave para sentirte aceptada por tu familia política es convivir más con ellos, si te mantienes alejada de ellos sólo complicarás la relación aún más.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia
Equilibrio: Uno de los problemas más comunes de las parejas y la familia política es que pasen más tiempo con la familia de uno que con la del otro, siempre busca que el tiempo sea equitativo.

 

Ponte en sus zapatos: Recuerda que para tu esposo las situaciones de hostilidad entre su familia y tú también son complicadas, trata de resolver los problemas sin discutir, siempre optando por las charlas tranquilas.

 

Involúcrate: Es posible que las fricciones entre tú y su familia se deban a que no se conocen suficiente, trata de involucrarte en las actividades de su familia y participar, esto ayudará a suavizar la relación.

 

Reconoce las diferencias: Es posible que la relación de tu esposo con sus padres sea diferente a la que tú mantienes con los tuyos, esto es normal y debes aceptar que no puedes cambiar o eliminar su dinámica familiar, lo que sí puedes hacer es tratar de llegar a un punto intermedio.

 

Conversen: Si las agresiones de su familia son directas hacia ti y te incomodan excesivamente conversa con tu esposo sobre la situación y pueden llegar a un acuerdo en el que no tengas que convivir tanto con su familia sin que suponga un problema para ustedes.

 

Recuerda que son una extensión: Aunque tu relación con la familia política no sea perfecta, siempre debes tener en cuenta que estas personas estarán relacionadas con tus hijos y tienen derecho a convivir con ellos y darles afecto.

Formen un equipo: Ante todo debes siempre recordar que ustedes son una nueva familia y deben procurar protegerse entre ambos para mantener una relación sana independientemente de las fricciones con las familias de cada uno.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe