conejo

Turismo rural para pasar un día de granja con nuestra familia

Pasemos un increíble día en familia llevando a nuestros hijos a las granjas y compartamos con los tiernos animales.


A medida que empiezan los días de sol está bueno salir, pero si hace demasiado frío para la plaza, una visita a la granja es una forma ideal de pasar un rato al aire libre. ¡A ponerse la botas!

Granjas locales para visitar

Desde jardines de comunidades rurales a granjas en la ciudad, podés buscar lugares para visitar en http://www.lugaresdeviaje.com/nota/granjas-y-paseos-al-aire-libre-especiales-para-chicos. También podés usar los mapas interactivos de la Argentina.

Aprovechen el día al máximo

Antes de ir, tratá de averiguar más sobre la granja que vas a visitar así podés contarles a los chicos con qué se pueden encontrar. A los más chiquitos, especialmente, les gusta estar preparados para lo que van a hacer, aunque sea una charla casual la noche anterior antes de ir a dormir.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia
  • Preguntales a tus hijos qué animales les gustan más y cuáles les gustaría ver e investigá un poquito online antes. ¿Qué tipo de ovejas van a ver? ¿Hay alguna especie de pájaro que les gustaría encontrar?
  • Fijate si hay sesiones de alimentación para ver o incluso para participar y llegá con tiempo para esto.
  • Hacé un cronograma para pasar el día. Algunas granjas son demasiado grandes y los chiquitos se pueden cansar rápido, por eso está bueno darles prioridad a las áreas que te parece que les van a gustar más a tus hijos. Fijate también si hay un barcito o una zona de picnic para almorzar.

A divertirse y aprender

Muchos lugares presentan shows diarios o tienen muestras para que los visitantes experimenten y vean cómo viven los animales y el rol que tienen en la vida de la granja. Vale la pena verlos.

  • Si tu hijo quiere, dejalo interactuar a los animales que esté permitido tocar. Interactuar con animales va a aumentar su confianza con respecto a los seres vivos y va a hacer que sienta empatía por ellos.
  • Mostrales a tus hijos que respetás las reglas de la granja y señalá los carteles con advertencias y maquinaria. Recordales que algunos animales no se pueden acariciar ni son domésticos.
  • ¡Estate lista para responder preguntas si tus hijos asocian los corderitos de la granja con el almuerzo del domingo!

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe