La primera visita al ginecólogo de tu hija

La primera visita al ginecólogo de tu hija

La primera visita de tu hija al ginecólogo


Claudia, madre de Pauline, 15

“Mis tres hijas y yo somos muy unidas, y tenemos una relación estrecha. Yo escucho sus problemas y les aconsejo lo más posible. Así que cuando Pauline me pidió que la acompañara al ginecólogo, tomé muy en serio mi papel de madre y confidente. Yo ya había hecho esto con mis dos hijas mayores, pero ahora con mi hija menor era algo aun más simbólico: mi bebé se había convertido en una mujer. ¡Ver a tu hija crecer es una experiencia extraordinaria!” 


Aurélie, madre de Sarah, 16

“A los 16, Sarah ya no es una nenita pero tampoco es todavía una mujer adulta. Aun se está desarrollando y ajustándose a los cuerpos que ocurren en su cuerpo. Como resultado, ella tiene muchas preguntas sobre sexo. Un día, decidí hacerle una cita con una ginecóloga para que pudiera hablar abiertamente con ella. Para asegurarme de que la experiencia fuera lo más cómoda posible para ella, elegí una mujer recomendada por una amiga en lugar de mi propio doctor. ¡Así tiene a donde ir con confianza, lo cual es muy bueno, pero también sabe que puede confiar en mi!” 


Stéphanie, madre de Léa, 17

“Recientemente, Léa parecía un poco distante y cada vez que traté de hablar con ella, desaparecía. Yo no la presioné. Sé que se sentía incómoda. Decidí hacerle una cita con un ginecólogo. Pensé que sería bueno para ella hablar de sus problemas con alguien a quien no conociera. A pesar de que nuestra relación era ligeramente complicada, tomé muy en serio mi papel de madre. Era mi responsabilidad hacer de su proceso de crecimiento una experiencia lo más cómoda posible para ella. ¡Una madre debe saber cuándo alejarse si siente que eso es lo mejor para su hija!”

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe