etapas de la adolescencia 2

Etapas de la adolescencia: crecen las lolas - Parte 2

Si bien puede que el primer crecimiento no sea tan evidente debajo de la mayoría de las prendas de vestir, algunas chicas pueden cohibirse ─en especial al principio─, mientras que otras van a estar como locas por la compra de su primer corpiño.

Si tu hija quiere hacer de cuenta que no pasa nada, tené tacto para guiarla en lo que respecta a la elección de la ropa. Las remeritas superapretadas o extremadamente sueltas quedan igual de mal. Alentala a que se ponga telas como algodón, que va a ser más cómoda ya que también va a transpirar más.(Descubrí más consejos para ayudar a tu familia aquí)

Si detesta la idea de ir a comprar un corpiño, explicale que muchas de las empleadas de los negocios están capacitadas en el área, y ofrecele empezar con un corpiño de algodón y no algo de encaje tipo lingerie. De hecho, los primeros corpiños para adolescentes suelen venir con colores y son más estilo top, lo que puede ayudar en la transición.



Si tu hija todavía quiere postergar la compra del corpiño, no esperes a que te llamen del colegio quejándose de que su apariencia distrae a los compañeros. Contale a tu hija la regla milenaria: si te ponés un lápiz debajo de las lolas y no se cae, ¡llegó la hora de ponerse un corpiño! Después, dejá que ella se te acerque cuando haya aceptado que es momento de adentrarse en corpiñolandia.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe