“Mamá, ¿qué es el amor?”

“Mamá, ¿qué es el amor?”

Contale a tus hijos sobre la magia de amar y los efectos que produce en ellos, como el incremento de serotonina, latidos apresurados, ¡cosquillas!


Nos brillan los ojos, el corazón late muy fuerte y sentimos cosquillas. Sentimos mariposas cerca del estómago, y nuestros pies pareciera que se despegan del suelo… ¿Qué nos pasa? ¡Estamos enamoradas! El bichito del amor, mágico y celestial, es un maravilloso sentimiento que produce cambios en nuestro cuerpo. Pero, tranquilas: ¡El amor no engorda!

Nuestro cerebro es el centro de comando que envía señales al resto del cuerpo. Cuando nos enamoramos, se desata un proceso químico en nuestro interior que, no sólo nos hace vibrar: gracias a él, liberamos hormonas como la feniletilamina, la responsable de ese temblor, esos nervios, ese sudor que sentimos cuando vemos a la persona amada. Una fuerte mirada, o un mínimo roce, son suficientes para que se prepare un cóctel de químicos en nuestro sistema nervioso.

Otras de las sustancias que intervienen para que el encuentro con el ser amado se asemeje a una de esas mágicas escenas de las pelis románticas, es la dopamina, que provoca que estemos horas y horas suspirando por la misma persona, y se instale en nuestro corazón.

La dopamina provoca que no podamos pensar en otra cosa, que estemos exclusivamente concentradas en nuestro objetivo; y cada vez que nos vestimos, nos maquillamos, o elegimos qué perfume usar, estemos pensando en cómo conquistarlo.

¿Eterno o efímero?
La pregunta que todas nos hemos hecho alguna vez, es si el amor puede durar toda la vida. Y… ¿puede? Parece difícil, ya que según los expertos, el cerebro precisa de constantes estímulos para mantener la producción y liberación de las hormonas del amor. Se dice que el efecto del enamoramiento dura tres meses, y luego se disipa. Entonces, ¿por qué decidimos continuar con una relación cuando las mariposas ya desaparecieron del horizonte? La respuesta es que, si la relación funciona, las mariposas nunca se van del todo.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Cuando superamos esos primeros meses en los que no podemos aguantar ni dos horas sin saber nada del otro, pasamos a una etapa en la que se fortalece el sentimiento si:
• Nos gusta cómo es nuestro compañero
• Nos atrae su personalidad
• El buen entendimiento coincide con el respeto mutuo
No caemos en la monotonía.

Así es, ¡podemos seguir enamoradas por mucho tiempo!
La única característica que diferencia la primera etapa del amor de la segunda, es la ansiedad. La desesperación desaparece, pero el secreto es no perder la innovación, la sorpresa, y esa famosa chispita del amor que hay que cuidar todos los días.

¿Y vos? ¿Te enamoraste, tenés ganas o ya estás enamorada?

Conversá con tus hijas sobre tus experiencias y ayudalas a preparse también para los cambios físicos con Always, que les brindará suavidad y absorción durante todo su periodo.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe