maestra y alumno

Consejos para padres en la escuela

A veces es difícil encontrar consejos para padres que deben asistir a las reuniones de sus hijos en la escuela. Siempre debemos tener una actitud objetiva y calmada para poder entender el comportamiento de nuestros hijos en la escuela. Seguí estos fáciles pasos y mantendrás una buena relación con la maestra de clase.


Hacé amigos
La maestra de tu hijo será una figura importante durante al menos un año, por lo cual, hacé el esfuerzo de establecer una relación con ella desde el primer día de escuela.  Saludá por las mañanas, opiná sobre las actividades cuando veas algo que te gusta. Pocas veces los maestros reciben agradecimiento por su trabajo y un poco de elogio es un gran paso.

 

Hacé una cita

Nunca discutas un problema grave “estando de paso”. Si hay algo importante que deseás discutir, o un problema que requiere atención inmediata, hacé una cita para ver a la maestra. Eso le indicará que valorás su tiempo y deseás discutir algo de forma productiva.  Para mantenerte en contacto con las políticas y cuestiones generales de la escuela, hacé un esfuerzo por asistir a las reuniones de la tarde de los padres, pero recordá que una reunión general no es el lugar para plantear problemas individuales.

 

Comenzá como quieras seguir

Acercate a la maestra de forma abierta. Entrar a una reunión de padres con la maestra con una actitud de hostilidad o enojo establecerá un patrón de inmediato para toda la interacción de ahí en adelante. Vas a ser etiquetada en privado como ‘padre difícil’, y existe la posibilidad de que tu comunicación sea un poco más tensa de lo que debe ser.

 

Abordá los problemas con rapidez

Si hay algo que a vos o a tu hijo les molesta, tratalo de inmediato. No dejes que el problema persista para provocar un resentimiento mayor y terminar con más enojo del que necesariamente se merece.

 

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Aprendé con quién hablar

Cuando surge un problema en relación con tu hijo, empezá siempre con la maestra de clase. Elevá la queja a la alta dirección o directora solo si no estás satisfecha con la respuesta.

 

Hacé tu tarea

Antes de una reunión de padres con la maestra, hacé tu propia preparación y llegá con una lista de temas que te gustaría tratar. De esa forma, serás sistemática y las posibilidades de olvidarse u omitir algo fundamental se minimizan.

 

Esperá los comentarios

Tal vez llegues con mucha indignación justificada, pero recordá que la discusión es un ida y vuelta, y podrías oír comentarios sobre tu hijo que no necesariamente te gusten. Intentá escuchar de forma objetiva y abierta, en lugar de pasar al modo defensivo, y trabajá con la maestra para resolver problemas y cuestiones. Después de todo, las maestras desean niños felicesniños felices en sus clases.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe