consejos de cómo educar los hijos

Consejos útiles de cómo educar a los hijos - Reglas

Reglas para manejar el enojo

Frenate

Una regla fundamental del manejo del enojo es frenar inmediatamente lo que vas a hacer o decir, calmarte, quizás con respiraciones profundas, y empezar a pensar en lo que está pasando y cómo deberías manejar la situación. Vas a lograr controlar tu enojo y reaccionar adecuadamente. Tu hijo va a aprender de vos y va a apreciar tu orientación para enseñarle cuáles conductas son inaceptables cuando están enojados o amargados.

El enojo mal dirigido puede darle mucho miedo a un chico y puede producir sensaciones de estrés, inseguridad, miedo y culpa, y también puede afectar su bienestar mental.

Descubrí por qué

Es muy útil si aprendés a identificar el motivo detrás de la conducta de tu hijo. Tienen sus propios sentimientos de alegría, tristeza, miedo y enojo. Y tienen el mismo derecho de expresar su enojo o sus emociones como niños, pero necesitan una orientación para hacerlo de la forma adecuada. Cuando tu hijo está enojado, es porque no está contento con algo y depende de vos, como padre, primero entender cuál es el problema y, después, saber cómo manejarlo, solos o con ellos.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Muchos chicos aprenden a manipular desde una edad muy temprana e incluso usarán el enojo y arranques de carácter para lograr lo que quieren. Este es un ejemplo de cuándo tenés que poner un límite con el mensaje firme y coherente de que pueden lograr lo que quieren con una buena conducta y no con mal carácter.

Estar solo

Estar solo es otro concepto muy importante del manejo del enojo. Puede hacer que tu hijo se vaya a su habitación cuando está enojado y necesita recuperarse. Puede jugar con algunos juguetes, pintar o dibujar, acostarse en la cama o pegarle a la almohada. Cuando estén contentos otra vez, pueden volver con los demás. No implica ninguna penitencia y así aprenden que el enojo se puede manejar o expresar sin que nada ni nadie salga lastimado en el proceso.

Los padres que discuten también tienen que aprender a tomarse un tiempo muerto cuando lo necesiten, de manera de no pelear delante de los hijos.

El manejo del enojo es un juego para las personas que piensan. Tenemos que salir de nuestro estado emocional y entrar en un estado pensante y calmarnos cada vez que tenemos que lidiar con algo. Cuando educamos a los hijos con nuestro propio enojo saludable, vamos a criar chicos emocionalmente sanos que también saben cómo tener un enojo saludable. Esto tiene beneficios duraderos en la vida de tus hijos. Si no lográs manejar el enojo o el estrés, consultá con el médico.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe