padres

Cómo ser una autoridad con tus hijos

Encontrá aquí tres consejos que te ayudarán a que tus hijos te vean como una figura de autoridad, uno de los más grandes retos que tienen los padres


Seguramente alguna vez le has preguntado a amigos, vecinos o familiares, ¿cómo hacer para que tu hijo entienda que eres la autoridad? ¿Cómo enseñarle a que respeten, obedezcan y no cuestionen las reglas que se imponen en casa? Preguntas que muchas veces son difíciles de responder y que te generan dolor de cabeza.

 

Hace tiempo no había tanta reflexión sobre el tema y los padres se limitaban a ser autoritarios; hoy en día, ha habido un gran cambio y se tienen generaciones muy permisivas, es decir, se admite que los hijos hagan y deshagan a su antojo, y que consideren que sus padres no tienen derechos y obligaciones sobre ellos, ¿qué hacer para no estar en ninguno de los dos extremos?

 

  1. Ten claro un proyecto. Reflexiona sobre lo que esperas de tus hijos de acuerdo a su edad, compártelo con tu pareja y lleguen a un acuerdo. Define cómo actuar con los permisos, las notas escolares, las malas y buenas conductas, la relación con los hermanos, primos, etc.
  2. Educan dos y no uno. Nunca tomes decisiones precipitadas, y si se trata de asuntos donde tienes que ser más rígida e inflexible, no decidas sin consultarle a tu pareja, de otro modo provocarás que termine por no importarle la educación de sus hijos porque no se sentirá involucrado y podría causar irritación, resentimiento y falta de comunicación.
Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

 

Evita contestar “Lo que diga tu papá o mamá”, cuando tu hijo pida un permiso; este tipo de respuestas termina por restarle autoridad a alguno de los padres, y por supuesto, a la larga genera problemas importantes de desobediencia, falta de límites y conflictos de pareja.

 

El “no” no se negocia, se negocia el “sí”. Cuando en pareja se pongan de acuerdo para un “No”, ninguno de los dos se debe mostrar flexible. Tus hijos los deben de ver firmes y coherentes, y  que entiendan que la autoridad la conforman los dos y que no lograrán nada al tratar de dividirlos. El “Sí” es válido a negociar,  porque pueden aprender que en la familia existe flexibilidad y apertura. 

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe