manualidades fáciles

Manualidades fáciles con las nuevas tendencias de color

Si sos fan de las manualidades fáciles, revelamos la verdadera naturaleza de una pieza quitando la pintura vieja y dándole un giro de color inteligente. Color en bloques: aplicar un color audaz en tamaños y formas diferentes a tu ropa, paredes o incluso muebles, es una tendencia creciente.


Esta cómoda deteriorada estaba cubierta con una capa gruesa de alcohol polivinílico (PVA) y le faltaban un par de patas.

¿Qué vamos a hacer?
  • Decidimos quitar toda la pintura de esta vieja cómoda de pino.
  • Le agregamos patas personalizadas para darle más altura y estructura a su diseño general.
  • Después agregamos dos diseños asimétricos en los frentes de los cajones que envolvieran los lados para hacer la pieza más interesante.
  • Pintamos las formas con dos colores brillantes para obtener un resultado final alegre.

Cuando se trata de renovaciones de muebles, optar por exponer la madera original es tan importante como decidir si pintarla.

Lista de compras

  • tapaporos (si es necesario)
  • pino de 1800 x 44 x 44 mm
  • decapante de pintura, si es necesario
  • pintura para imprimación
  • pintura
  • cinta de enmascarar
  • Tornillos para madera prensada de 40 mm

Herramientas

  • raspador/espátula
  • cepillo
  • destornillador inalámbrico
  • lijadora y papel de lija
  • pincel o rodillo
  • lápiz
  • destornillador

 

Eliminamos la pintura vieja aplicando un decapante al agua con un cepillo y dejando que trabaje durante 20 minutos.

Usá el raspador adecuado para la superficie que tengas a mano, siempre asegurándote de mantener el borde afilado recto sobre la superficie.

Paso a paso

1 Eliminá el barniz o la pintura vieja utilizando un decapante. Si el acabado de la pintura está suelto o descascarado, eliminá lo más que puedas con un raspador antes de aplicar el decapante. Después de dejar reaccionar el producto, usá un raspador para eliminar todo lo descascarado, burbujeante, la pintura o el barniz. Tené cuidado de no dañar la madera y trabajar con la veta.

2 Usá una multilijadora para eliminar los rastros restantes de pintura, trabajando hacia abajo con grano de 180 a 220. Después frotá la pieza hacia abajo con virulana para obtener una superficie lisa lista para la imprimación.

3 Cortá la plancha de pino de 1800 mm en cuatro longitudes de 250 mm, después marcá 20 mm desde una esquina y conectá este punto con la esquina opuesta dibujando una línea recta.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

4 Ahora usá el cepillo para eliminar este material y creá cuatro patas estrechas.

5 Creá las bases para las patas usando cuatro piezas de restos que midan  aproximadamente 120 x 120 mm. Fijá las bases a las patas con pegamento y tornillos.

6 Ahora fijá las cuatro patas en la parte inferior de la unidad de cajones usando tornillos para madera de 40 mm. Recordá hacer orificios de prueba primero.

7 Dibujá los diseños o formas que deseás pintar usando el lápiz.  Después usá la cinta de enmascarar para ‘enmascarar’ estas formas. Ahora aplicá una capa de pintura para imprimación a las áreas que se pintarán.

8 Una vez que la pintura para imprimación está seca, lijá levemente estas  áreas usando papel de lija con grano de 220, después aplicá dos capas de esmalte o PVA acrílico a estas áreas imprimadas.

9 Después de aplicar la última capa, retirá la cinta de enmascarar.

10 Por último, colocá nuevamente las manijas de los cajones para finalizar la renovación.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe