Comidas-románticas

Descubrí la noche romántica del año

Finalmente, la noche más romántica del año se aproxima, conocé cómo preparar una cena romántica en casa y sorprendé al amor de tu vida.


Esperás varios días y no podés esperar a que llegue el 14 de febrero para compartir un momento memorable junto a la persona que amás. ¿No son el tipo de pareja que sale a comer y prefieren quedarse en casa? No hay nada mejor que tener toda la libertad que podrías desear y, al mismo tiempo, ¿por qué no ahorrar un poco para hacerse una escapada juntos más adelante? Así que sé creativa y no te olvides de que tu Día de San Valentín, incluso con bajo presupuesto, debería estar lleno de sorpresas, desde la mañana hasta la noche.

Desayuno en la cama

No hay mejor Día de San Valentín que uno que empiece con un delicioso desayuno en la cama. Si te apasiona la cocina, prepará una bandeja de galletitas recién horneadas, pero si no sos una genia en la cocina, siempre podés hacerte una escapadita a la panadería de la vuelta y comprar un poco de todo, guardando todo tu amor para la presentación. Recortá muchos corazoncitos de papel para pegar en tu taza y cubiertos favoritos, combinados con servilletas rojas, agregá una rosa en la bandeja y, como toque final, personalizá los saquitos de té con una reflexión romántica escrita en un corazón pegada al hilo del saquito.

Un regalo del corazón

¿A tu enamorado le gusta leer? Hacele un señalador en forma de corazón, pero no uno cualquiera; sé creativa y hacé uno en origami. Vas a encontrar todas las instrucciones en Internet; por ejemplo acá, sólo necesitás un rectángulo de papel rojo y un poco de paciencia.

¿Querés personalizarlo un poco? Escribí un mensaje en el señalador, una frase tomada de su libro favorito o pegale una foto tuya en el corazón.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

 

Una cena y noche memorables

Para terminar el Día de San Valentín con estilo, cociná algo liviano y sabroso. Por ejemplo, una rica entrada y un delicado risotto. ¿Ya se te hace agua la boca? Decorá la mesa con elegancia y disfrutá la comida, las miradas y, sobre todo, los besos.

¿Y después? Música jazz de fondo, bailando bien juntitos en la intimidad de tu living, pétalos de rosa desparramados por la habitación, velas y aceite para masajes mezclado con tu óleo esencial favorito. El Día de San Valentín en casa se convertirá en una fecha imperdible.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe