viajar con niños

Consejos para viajar con niños sin estrés

Usá estas sencillas estrategias para un viaje familiar memorable. Aprendé a calmar a tus hijos y disfrutar el destino.


Un viaje agradable puede convertirse en una pesadilla cuando los niños están nerviosos o ansiosos. Te mostramos cómo manejar esto para que disfrutes de tus vacaciones.

 

¿Dónde planeás pasar tus vacaciones? Muchas familias ya han hecho las valijas, y otras están en camino.

Aunque la idea es descansar y pasarla bien, los viajes familiares pueden tener efectos secundarios no deseados:  niños que están de mal humor, aburridos o irritados, y padres frustrados y cansados que están a punto de explotar.

Podés tomar algunas precauciones para evitar esos malos momentos. ¡Las siguientes estrategias harán que tu siguiente viaje sea mucho menos estresante, y que lo recuerdes siempre!

 

1. Hablales acerca del destino

Para preparar a tus hijos para que se adapten a un lugar desconocido, es una buena idea decirles adónde van, para que sepan qué esperar. Si van a visitar a tu hermana y tiene tres perros  y dos gatos, asegurate de mencionar esto, por ejemplo: "La casa de la tía Roxy es un poco ruidosa porque tiene muchos animales; ¡es muy divertida!”.

Los niños se adaptan mucho mejor a este tipo de cambios cuando lo saben con anticipación y de esta forma, evitarás cualquier sorpresa.

Además, siempre debés tener una actitud positiva. Si ir a lo de tu familia política causa algo de estrés (pero aún así vas), nunca debés quejarte en frente de tus hijos. Es mejor hablar acerca de temas que ayudan a crear recuerdos positivos, por ejemplo, lo mucho que los niños disfrutan jugando con sus abuelos.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

 

2. Cambiá la hora gradualmente

Si la casa de los abuelos o el destino de las vacaciones está en otra zona horaria, retrocede (o adelanta) la hora de dormir unos 10 a 15 minutos por semana.  Este cambio gradual evitará el cansancio durante el viaje. No te olvides de usar el mismo plan una semana antes de regresar.

 

3. Planificá actividades

Llevá muchos juguetes y juegos para mantener a los niños ocupados y entretenidos. Preguntales a tus hijos qué quieren hacer en el asiento trasero del auto o durante el vuelo; podés llevar un videojuego portátil y libros o darles un cuaderno nuevo para dibujar.

Si están aburridos con todo; intentá usar juegos de tu propia infancia. Algunos favoritos de la familia: “Veo veo” o juegos con canciones.

 

4. Llevá algo familiar

Los niños se sienten cómodos con cosas familiares. Cuando se les cambia la rutina normal, debés ayudarlos a aliviar los malos sentimientos provocados por situaciones desconocidas y lugares nuevos. Llevá 5 objetos pequeños que tu hijo usa todos los días: una cuchara favorita para el desayuno; un tren de juguete o un oso de peluche; un juguete de plástico para la bañera; un libro favorito y su propia almohada. Estos artículos harán que tus hijos sientan que no están tan lejos de casa y que no hay nada que temer.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe