Como ser feliz

Cómo ser feliz en tu vida cotidiana

¿Estás siempre persiguiendo el escurridizo equilibrio entre trabajo y vida? En esta nota te contamos cuál es el verdadero problema.


¿Seríamos más felices si lográramos el equilibrio?

Probablemente ¡no! Nos aferramos a la fantasía de lograr el equilibrio entre trabajo y vida porque es difícil admitir que no podemos dominar todas las exigencias que debemos enfrentar.

Entonces, ¿deberíamos descartar la idea del equilibrio entre trabajo y vida?

Sí. Tenemos que darnos cuenta de que simplemente no podemos darles a todas las personas en nuestra vida lo que necesitan, cuando lo necesitan. Nuestro tiempo y nuestra energía son limitados. No podemos equilibrar las exigencias de todos los frentes, particularmente, porque muchas de ellas surgen inesperadamente y alteran nuestras fechas límite que prolijamente planificamos para lidiar con las exigencias que ya tenemos.

El problema subyacente con la idea del equilibrio entre trabajo y vida es que se trata de una vida basada en exigencias externas en lugar de una dirección interna. Nos deja tristes y frustrados, con vidas de segunda mano, a medida que intentamos ser como los demás quieren que seamos, en lugar de ser quienes somos.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

¿Cómo lidiamos con las exigencias conflictivas?

No es fácil, pero es simple. Necesitamos vivir de adentro para afuera. Eso quiere decir saber quiénes somos y lo que necesitamos, lo cual es una función de tus valores, y decidir y actuar en consecuencia. Así, tu vida se construirá a partir de componentes cooperativos que se apoyan y se benefician entre sí.

Es más fácil ser la víctima y dejar que las circunstancias y otras personas decidan por nosotros en nuestra propia vida. Sin embargo, al tomar la responsabilidad de la forma en la que elegimos pasar nuestro tiempo y usar nuestra energía, nos convertimos en fortalecidos administradores de nuestras propias vidas.

Sí, pero ¿cómo?

  • Hablá diferente: Reemplazá el “tengo que” con “quiero”, enfatizando que todo es una elección. Esto te ayudará a tomar decisiones.
  • Encontrate con la naturaleza: Pasá tiempo en la naturaleza y practicá estar completamente presente en ese lugar. El mar, las montañas y el campo no necesitan nada de vos y eso te ayuda a ganar perspectiva.
  • No salgas al rescate: Si tu pareja no está en equilibrio, no la protejas de las consecuencias cubriéndole la espalda. En lugar de eso, recordale sus propios valores internos.
  • Sé inclusiva: Si sos empleadora o gerenta, incluí a parejas y, si es posible, niños en las funciones del personal. Esto cambiará el tipo de función que puede planearse, pero ese es el punto. Las parejas de tus empleados se involucrarán en la dinámica del trabajo y vos te beneficiarás al reconocerlo.

 Te damos una nueva perspectiva, ¡animate a probarla y contanos cómo te resulta!

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe