Consejos para administrar el dinero diario

Cómo administrar el dinero diario

¿En qué momento unas cuantas monedas para golosinas se convierten en dinero diario? ¿Y qué edad debe tener tu hijo para que empieces a dárselo? He aquí algunos consejos.


Cómo administrar el dinero diario

Siempre queremos dar a nuestros hijos lo que podemos cuando pensamos que será lo mejor para ellos, ¿pero cuál es nuestra posición respecto a empezar a darles su propio dinero? ¿Cuánto debemos darles? ¿Y cuándo el dinero para golosinas se convierte en una mesada?

¿Es bueno el dinero para el bolsillo?
Sin importar que pienses que el dinero diario es una buena idea o no lo es, lo primero que debes considerar es si tienes la capacidad para darlo.

Aunque tu hijo puede estar pidiendo tener su propio dinero, lo más importante es que sus expectativas estén de acuerdo con lo que tú puedes darle con facilidad.

Si te va a afectar y hacer que te preocupes por las finanzas entonces el estrés de tratar de cumplir una promesa que realmente no puedes sufragar hará que tu hogar en realidad sea menos feliz. Estar en paz como familia es mucho más valioso que un chico que es feliz por cinco minutos después de comprarse un juguete nuevo.

¿Qué pasa si no tengo capacidad para dar a mi hijo dinero para el bolsillo?
Si este es el caso, ofrécele pequeños premios en la forma y frecuencia que tú puedas – de vez en cuando un paseo a un parque temático, por ejemplo, o un poco de dinero cada vez que puedas, posiblemente al inicio de las vacaciones.

No tienes que hacer cargar a tu hijo tus preocupaciones económicas, pero no hace daño que aprenda que el dinero y los lujos no se consiguen con facilidad.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Dinero diario vs efectivo por tareas
Algunos padres prefieren ofrecer a sus hijos una ‘paga’ por hacer pequeños trabajos en casa, con la idea de enseñar a sus chicos el valor de ganarse el dinero. 

Cualquiera que sea tu decisión, asegúrate de que tu hijo entienda que este dinero está relacionado con un momento de su vida en que tú sientes que ya pueden hacerse cargo de esa pequeña independencia financiera.

¡Y no olvides que no hace daño recordar a tus hijos que el dinero viene de lo que mamá y papá han ganado con mucho esfuerzo!

Martín, un chico que acaba de cumplir ocho años, cree firmemente en el valor de ganarse sus recompensas: “después de mi cumpleaños, cuando recibí dinero extra en lugar de regalos, me di cuenta de que tener mi propio dinero significaba que podría comprarme cosas mucho mejores. Yo recibo $10 a la semana y algunas veces quiero cosas que no puedo comprar. Ahora sé que si hago cosas en casa como lavar ropa o ayudar a mamá, recibo un poco de dinero adicional para los juegos que realmente quiero. Mi mamá me da $5 por poner una carga de ropa en la lavadora y tenderla cuando está limpia, y recibo unos $5 por otras tareas como organizar los montones de DVDs”.

¿A qué edad debo empezar a darle a mi hijo dinero para el bolsillo?
Hasta que tu hijo tenga unos seis años realmente no entenderá el valor de recibir regularmente pequeñas cantidades de dinero. Hasta entonces tú sólo puedes sugerir la visita ocasional a las tiendas con el dinero ahorrado en cumpleaños o navidad. Con los chicos más pequeños, tal vez por ahora prefieras tener en un solo lugar la mayor parte del dinero que han acumulado - posiblemente en una cuenta de ahorros.

Si sientes que tu hijo no está listo para esto, entonces no hay razón para apresurarse sólo porque sus amigos tal vez ya lo estén recibiendo.

¡No olvides que entre los cinco y los siete años tu hijo ya puede estar recibiendo un ingreso regular de todos modos, del Ratón Pérez!

¿Cuánto dinero debes darle?
Esto depende completamente de ti. Sin embargo, hasta que cumplen aproximadamente 10 años de edad, cualquier cantidad entre $10 y $20 por semana es más que suficiente, dependiendo de la situación tuya y de tu familia. Aun así debes observar en qué gastan su dinero y siempre podrás apoyarlos con algunas compras especiales que sientas que valen la pena, con dinero ahorrado de su cumpleaños.

El objetivo principal en estos años debe ser que aprendan el valor de ahorrar para algo que es importante, y cuándo gastar un poco a la vez en cosas más pequeñas. Por ejemplo, si coleccionan estampas o pequeños gatos o perros de juguete, recuérdales cuánto han gastado cada semana para que puedan darse cuenta si en realidad hubiesen preferido gastar el dinero ahorrado en algo más grande.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe