cómo organizar una fiesta

Cómo organizar una fiesta para la familia

Autora: Alicia C.

En todas las familias hay un artista, un planificador y uno que se lleva bien con todos. Cada uno de estos individuos puede serte de gran ayuda en la organización de tu próximo evento familiar.

“Yo soy la planificadora de mi familia. Desde que era chiquita, mis primos me ponían a organizar cosas. Por eso, cuando decidimos que nuestros hijos se conocieran mejor, me eligieron a mí para organizar la reunión”, contó Claudia Spada, una madre mexicana que vive al sur de Florida, Estados Unidos. “Pero para lidiar con los que dejan todo para último momento lo mando a mi tío Daniel, que es un gruñón”.

Claudia y sus amigas me dieron consejos valiosos cuando decidí hacer una reunión para toda mi familia política por el aniversario de mis suegros. Eran unas 32 personas, 12 de los cuales eran chicos. ¡Y pude hacerlo! Acá te cuento qué hacer.

  1. 1. Escribí todo

Esto es lo primero que tenés que hacer. Tené siempre una lista a mano. Puede estar en el celular, en la computadora o en un cuaderno. Tené un cronograma e incluí las preferencias de cada miembro de la familia, quién está a cargo de qué y cómo se van a dividir los costos.

  1. 2. Elegí un tema
Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Esto nos ayudó a todos a ponernos en la misma página para compartir ideas. Decidimos centrarnos en la infancia de mis suegros. Con esto en mente, organizamos actividades que eran populares cuando eran chiquitos, como jugar a las bochas (que viene de la bocceitaliana). Esto también nos facilitó la elección de un menú y de remeras diseñadas que usamos todo el día de la fiesta.

  1. 3. Decidí cuál va a ser el presupuesto

Erika Torres sabe de primera mano lo importante que es evitar desacuerdos en lo que respecta a la plata. Para la reunión familiar que armó con su gran familia de Puerto Rico, ella y sus hermanas habían decidido dividir los costos en partes iguales. “Era lo más justo y lo mejor que podíamos hacer”.

  1. 4. Repartí el trabajo

Mis cuñados que viven en Brasil y México no podían hacer mucho para ayudarnos con cosas como la comida o las opciones de salones para la fiesta. Igualmente, hicieron su parte y mandaron a hacer las remeras, y además trajeron cosas ricas de sus países. Estuvo bueno dividir las tareas, como me había recomendado mi amiga Lucía Ubiera. Ella había organizado una reunión para 50 personas en las afueras de Orlando. “Mi hermana de Santo Domingo trajo una sorpresita para todos los chicos de la familia”, recuerda.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe