huevos de pascua decorados

Aprendé hacer huevos de pascua decorados

En Pascua nos dedicamos una tarde de creatividad con nuestros hijos. Es muy fácil aprender hacer huevos de pascua decorados. Todo lo que necesitás son algunos elementos baratos, cómo pinceles y colores no tóxicos para transformar los huevos en pequeñas piezas maestras.


¿Qué sería de la Pascua sin huevos decorados? Son perfectos como indicadores de lugar en la mesa de las fiestas, pero también como regalos para amigos especiales. Y rinden homenaje a un antigua tradición, incluso pre-cristiana: los antiguos egipcios daban huevos pintados como regalo para celebrar la llegada de la primavera.

Todos los colores de la naturaleza

Antes de decorarlos, les damos a los huevos una hermosa base de color. Lo hacemos usando productos naturales, con ingredientes que ya tenemos en la alacena. Simplemente ponelos en una cacerola y cubrilos con agua fría, agregando dos cucharadas de vinagre. Luego, dependiendo del color deseado, continuamos así:

Naranja: diluimos uno o dos sachets de azafrán en agua.

Rojo: sumergimos una cebolla colorada entera, con piel, en agua.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Verde: agregamos dos cucharadas de espinaca al agua.

Marrón: echamos tres pequeñas cucharadas de café al agua. En este momento hervimos los huevos aproximadamente 15 minutos. Y listo.

Pinceles, pero no por su cuenta

Para nuestras pequeñas obras maestras, podemos usar pinceles de punta fina y colorante de alimentos en gel usados para hornear, que son completamente no tóxicos, accesibles, fáciles de aplicar y se pueden quitar con agua. Además de decorar los huevos manualmente, podés usar sellos que hacés vos misma dándoles forma a los corchos, o con una papa cruda cortada a la mitad. Podés obtener un efecto atractivo sumergiendo flores y hojas en el color e imprimiéndolas en las cascaras. Si querés decoraciones bien detalladas, entonces cortá pequeños esténciles de una tarjeta y pegalos sobre los huevos con pedazos de cinta scotch. Simplemente coloreá los espacios que lo rodean y retira la plantilla cuando el color se haya secado.

¡Y ahora, a encontrarlos todos!

Una vez que las cáscaras hayan sido decoradas, ¿por qué no organizar una "búsqueda de huevos" con los niños, una tradición popular en los Estados Unidos? Escondelos alrededor de la casa o el jardín y pediles a los pequeños que los busquen: obviamente la persona que más encuentra es el ganador. Y para hacer que el juego sea más divertido, podemos dividir a los niños en equipos y tal vez asignar un puntaje diferente a los huevos dependiendo del color.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe