niños jugando

5 divertidas actividades para chicos en vacaciones

Aprovechemos los recesos escolares al máximo con estas cinco actividades divertidas ya tengamos momentos increíbles.



Podés pasar tiempo con tu hijo durante las vacaciones de invierno o verano sin que sea caro, extravagante o implique un viaje largo. Tenés una gran oportunidad para hacer cosas divertidas para las que nunca tenés tiempo.

Mantener a los chicos ocupados y lograr que se interesen puede ser un gran desafío. Cuando sus amiguitos no están disponibles, ¡tu turno! Entonces, ¿cómo hacer que el tiempo juntos sea memorable? ¿Inspirar su imaginación, alentarlos a que aprendan cosas nuevas o que se diviertan jugando? O las tres juntas. Probá algo medio antiguo pero con un giro, desde obritas de teatro hasta cocina y artesanías.

Las siguientes ideas son formas simples de disfrutar el tiempo en familia:

1. Armá una banda

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Sacá las ollas y sartenes, las cucharas de madera y las panderetas ¡y preparate para hacer música! Toquen sus canciones preferidas y canten. Si no tenés pandereta, podés abrochar dos platos de papel y llenar el hueco entre ellos con porotos. Dejá que los chicos agiten los “instrumentos”. ¡Llegó la hora de bailar y jugar! Cualquier superficie sirve como tambor y percusión. Usá rollos de cocina y de papel higiénico vacíos para hacer de cuenta que son trompetas y trompas. Hacé también otros instrumentos imaginativos. No te olvides del teclado: una mesa cualquiera funciona perfecto.

Si tenés un piano de verdad, enseñale a tu hijo una canción fácil y tóquenla juntos. Si tenés una guitarra tirada por ahí, sacale el polvo y enseñale a tocar. Después escriban una canción juntos. Va a ser música para sus oídos. Dejá que tus chicos elijan el nombre de la banda ¡y a rockear!

2. Diversión con galletitas

No hace falta que sea Navidad para hacer una tanda de galletitas. ¿A quién no le gusta cocinarlas? Si no te encanta, comprá galletitas lisas y dejá que tus hijos las decoren. A los chicos les copa la cocina, así que ponelos a trabajar y enseñales una receta. Pueden empezar recolectando vasos medidores, utensilios, harina e ingredientes. Cubrí la mesa o la mesada con papel de pergamino, tirale harina y preparate para amasar. La diversión aumenta con moldes de galletitas con diferentes formas. Terminá con granas de colores, hacé caritas con caramelos o decorá según la época del año (por ejemplo, corazones si es San Valentín). ¡Qué rico!

Si te sentís aventurera, usá una tanda de masa para jugar. ¿Lista para una guerra de comida? Poneles un delantal o pintorcito y empiecen a revolear cosas blandas. Establecé las reglas antes de largar. ¡La primera es limpiar!

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe