ser madre

Ser madre cambia nuestras vidas para siempre

Los hijos son chicos solo durante un tiempo corto, pero su llegada, sin dudas, puede alterar nuestra vida nocturna. Las noches se vuelven el momento de rutinas y desconexión. Eso no significa que no nos podamos divertir también. Olvidate de ese álbum de bebés y agarrá un libro de chistes.

A la noche, comedia x 2

Anna Lane es una escritora radicada en Los Ángeles y tiene dos chicos de menos de 3 años. Antes de ser madre, trabajaba como comediante de stand-up. Decir que sus noches cambiaron de manera significativa después de tener a los chicos sería una sutileza.

Ser comediante significaba que Anna trabajaba hasta muy tarde todas las noches de la semana. “No me preocupaba llegar a casa en ningún horario determinado: estaba al tanto de todos los eventos actuales que ocurrían en el mundo y tenía muchísimo tiempo para mirar TV, ir al cine o encontrarme con amigos”.

Nada más importa



Una vez que Anna fue mamá, su carrera de comediante quedó en suspenso. “¡Mis noches ahora son muy, MUY distintas! Ceno a las 5 pm, a las 8.30 pm ya estoy acostada y me duermo antes de las 10 pm. Casi nunca sé lo que está pasando en el mundo, salvo que sea una noticia importantísima que esté dando vuelta en los medios. Ya no me entero de las noticias por CNN, sino que me las cuentan otros padres en el parque”.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe