vida laboral

Vida laboral y vida personal: Equilibrio | Everydayme AR

¿Seríamos más felices si lográramos tener ese equilibrio?

¡Probablemente no! Nos aferramos a la fantasía del equilibrio trabajo-vida personal porque es difícil admitir que no podemos cumplir con todas las demandas a las que nos enfrentamos. Preferimos imaginar que hay una receta para mantener todo bajo control.



Entonces, ¿deberíamos olvidarnos de la idea de equilibrio trabajo-vida?

Sí, tenemos que darnos cuenta de que simplemente no podemos darles a todas las personas de nuestras vidas lo que necesitan cuando lo necesitan. Nuestro tiempo y nuestra energía tienen límites. No podemos equilibrar las demandas infinitas que vienen de todas partes, especialmente porque la mayoría de ellas nos llegan de repente y representan obstáculos a los plazos planificados con organización que nos establecemos para afrontar las demandas que ya tenemos.

El equilibrio significa compensar dos pesos o fuerzas opuestas. Cuando decimos “no” a una cosa, estamos diciendo “sí” a otra, por lo que constantemente estamos decepcionando a una parte mientras complacemos a la otra. Es un concepto competitivo que, en realidad, se suma a nuestro estrés.

Siempre nos sentimos fragmentadas y nunca logramos estar del todo presentes en ninguna parte de nuestras vidas. Si perseguimos el mito del equilibro trabajo-vida personal, siempre vamos a salir perdiendo.

El problema subyacente con la idea del equilibrio trabajo-vida personal es que es una forma de vida basada en demandas que vienen desde afuera, en vez de venir desde adentro. Nos entristece y nos frustra y nos hace tener vidas de segunda mano, mientras tratamos de ser lo que otras personas quieren que seamos, en vez de ser nosotras mismas.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe