ensalada de rúcula	diente de león	rúcula

Descubrí los vegetales de primavera y sus beneficios

¿Hemos pensado en el tesoro lleno de vegetales coloridos que nos regala la primavera? Conozcamos algunos y aprovechemos sus beneficios.


''La primavera es la forma que tiene la naturaleza de decirnos: '¡Festejemos!' '' dijo Robin Williams una vez.

La primavera es también, por supuesto, el momento ideal para empezar de cero, desintoxicarte y ponerte en forma para la época de las Fiestas. Y no hay mejor manera de hacerlo que aumentar tu consumo de vegetales. Los vegetales de primavera son bajos en kilojoules, altos en fibra y están llenos de nutrientes.

Los vegetales de estación son picantes, astringentes y amargos. Resulta interesante que los compuestos amargos de estas verduras nos ayudan a desintoxicarnos y limpiar nuestro hígado y vesícula. También preparan el cuerpo para recibir alimentos ya que ponen en marcha el proceso de digestión.

¿Ansiosa por desintoxicar tu cuerpo para la primavera? Incluí estos vegetales de estación lentamente en tu dieta, y permití que tu cuerpo se vaya adaptando. Recordá tomar mucha agua mientras saboreás estos deliciosos verdes.

Verdes para ensalada

La lechuga fresca y cultivada en casa es sinónimo de platos más livianos.

La lechuga contiene entre 92 y 95 por ciento de agua, pero aun así tiene vitaminas. Entre sus componentes también se halla un mineral poco común, el silicio, que ayuda a renovar los huesos, las articulaciones y los tejidos conectivos. Cuanto más oscuras y verdes son las hojas, más nutritivas.

El término francés ''mesclun'' se refiere a un mix de varios verdes seleccionados de lechugas y hierbas no demasiado maduras (por ejemplo, la espinaca, hojas de mostaza, rúcula, endivias, diente de león, radichio y otras hojas verdes). Estas mezclas envasadas son una opción práctica para recibir todos los beneficios de una variedad de verdes.

Diente de león

El humilde diente de león, miembro de la familia del girasol, se compone de hojas, flores amarillas y un bulbo, todos comestibles. Este ''yuyo'', altamente subestimado, es rico en nutrientes que fortalecen el sistema inmunológico, vitaminas y minerales. Las hojas de diente de león son amargas, y los expertos aseguran que promueven un buen funcionamiento hepático y renal. Además, tienen efecto diurético y levemente laxante.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

El diente de león es una planta resistente que crece fácilmente en pasto, pasturas o jardines. Cultivá y cosechá el tuyo, y tratá de elegir los verdes más jóvenes y pequeños ya que suelen ser menos amargos.

Podés incluirlo en tu mix de verdes, en licuados o sanwiches ; su mejor combinación es con una grasa, para cortar un poco el sabor amargo (por ejemplo, quesos, paltas o aceite de oliva) o también podés cocinar sus hojas brevemente al vapor.

Rúcula

Con sus toques de tierra, pimienta y mostaza, la deliciosa rúcula comenzó a cultivarse no hace mucho tiempo. Es una de las primeras hojas verdes que entra en estación y, cuanto menos madura, más dulce es su sabor.

La rúcula es rica en azufre, un mineral ''embellecedor'' que limpia el hígado y la piel. Es también excelente fuente de fibra, antioxidantes, vitaminas B, zinc, cobre, vitaminas A, C y K, calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio y manganeso.

En la antigüedad, se pensaba que la rúcula tenía propiedades afrodisíacas.

Berro (nasturtium)

Este vegetal verde y frondoso se encuentra generalmente junto a arroyos y pantanos, y es uno de los vegetales de hoja más antiguos que se hayan consumido. En el siglo 19 se vendía como alimento para el desayuno de los trabajadores industriales británicos y para tratar todo tipo de enfermedades.

El berro posee un poderoso contenido nutricional que incluye vitamina K, calcio, beta-caroteno, hierro y magnesio. Es también una excelente fuente vegetal de iodo, que ayuda a regular el metabolismo. También contiene el flavonoide llamado quercitina, que posee propiedades antihistamínicas y antiinflamatorias.

Podés cocinarlo al vapor o agregarlo a una sopa para atenuar su sabor amargo.


  Para publicar un comentario, log in

banner recipe