depresión posparto

Tips para enfrentar la depresión posparto

Muchas veces es difícil enfrentar la depresión posparto. La tristeza del tercer día es normal, pero cuando estos sentimientos no se van, o empeoran progresivamente, entonces es momento de pedir ayuda.


Has dado a luz, tenés un bebe hermoso y sano y la vida es bella, ¿no? Entonces ¿por qué te sentís tan triste? Sentirse sensible, llorosa y agitada después del parto es normal, y generalmente desaparece después de unos días. Después de esto vas a poder experimentar la felicidad de tu nuevo bebé (y todo el rango de emociones que acompañan esta nueva etapa de tu vida). Pero cuando te sentís continuamente abrumada por sentimientos de desesperanza, ansiedad y tristeza, no dudes en ir al médico para confirmar que no sufrís de depresión posparto. Mientras que la mayoría de las mujeres sufren de tristeza después del parto, alrededor del 30% sufren DPP, y los expertos creen que 50% de quienes la sufren no están diagnosticadas.

¿Qué es la DPP?

La depresión posparto es el comienzo de una depresión grave, que dura más que la tristeza después del parto. A medida que pasa el tiempo una mamá con DPP se deprime aún más, y se siente cada vez más aislada. Quienes sufren de DPP generalmente experimentan profunda tristeza, ansiedad, inseguridad, insensibilidad e incluso enojo irracional.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Muchas personas no entienden que la DPP es una enfermedad real, causada por desequilibrios hormonales, ambientales o químicos que requieren tratamiento y apoyo. La DPP generalmente afecta a las mamás con una personalidad tipo A, que en general eligen esconder su condición, y se sienten avergonzadas de no poder enfrentarla. Debido a esto, a menudo depende de la familia y los amigos buscar ayuda para la nueva mamá que no puede enfrentarse a esto.

La depresión posparto posee muchas caras diferentes y cuanta más gente la conozca mejor podrán enfrentarla. Las mujeres deben saber que esto no es algo para esconder o sentirse culpable. Lo más importante es obtener la ayuda adecuada. Necesitás a alguien que  crea en vos y es posible que necesites medicación. Las mujeres que están en riesgo:

  • Antecedentes de depresión o depresión posparto
  • Una estructura de apoyo insuficiente
  • Falta de una relación confiable
  • Desempleo del sostén del hogar
  • Eventos adversos
  • Una relación difícil con su propia madre
  • Los síntomas de DPP incluyen:
  • Desánimo y falta de ánimo
  • Ansiedad
  • Alteración de patrones de sueño y comida
  • Poca concentración
  • Autoestima baja
  • Niveles de energía bajos Falta de libido

Recuperarse de la DPP lleva tiempo y paciencia y puede ser un proceso largo. Pero te vas a sentir mejor. Lo más importante es que esto no es tu culpa y no hay razón para que te sientas culpable sobre lo que estás experimentando. Cuestioná tus suposiciones sobre la maternidad y confiá en que sos la mejor madre para tu hijo, que te ama incondicionalmente.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe