estilo de vida tranquilo

Seguí estos tips para una vida saludable

Una serie de simples y energéticos pasos pueden hacer que te levantes con el pie derecho para un día productivo. Aprendé a tener un estilo de vida saludable


Algunos días parece que nos levantamos con el pie izquierdo. Todo nos sale mal. Pero mediante una nueva rutina matutina, podemos cambiar nuestro día.

¿Tus mañanas son a las corridas para ganarle al reloj? ¿Siempre es un desafío preparar a los chicos para el colegio y no llegar tarde al trabajo? ¿Tu casa es un caos, te atragantás con el desayuno o directamente lo salteás, corrés para vestirte, te olvidás la tarea y no encontrás las llaves? Es un efecto dominó donde un problema trae otro y las cosas solo empeoran. Estar corriendo y atrasada no es un buen presagio para el resto del día.

Imaginá esto: En lugar de un pandemonio todas las mañanas, ¿qué pasaría si crearas una atmósfera placentera y pacífica en tu hogar? Con esa actitud positiva, podrías aprovechar mejor el día y mostrarles un gran modelo a tus hijos al mismo tiempo. Ellos se beneficiarían del buen humor, aprenderían habilidades sobre lo importante de este panorama y comenzarían el día muy bien también. Es importante establecer el tono para tus hijos de modo que puedan recordar esta experiencia durante toda su vida.

Al igual que un ritual por la noche los ayuda a vos y a tus hijos a dormir mejor, los siguientes pasos en una rutina matutina pueden hacer que tus horas de vigilia valgan la pena:

 1.       Despertate un rato antes

La locura comienza cuando saltás de la cama. No apagues la alarma. Esto no te da 15 minutos extra de sueño, sino que simplemente te brinda una falsa sensación de extra zzzz. De hecho tu sueño es liviano, porque sabés que será interrumpido de nuevo por otro zumbido de la alarma. Y llega demasiado rápido. En lugar de esto, poné el reloj 15 minutos antes. Vas a apreciar un poco de tiempo extra.

El tiempo es escurridizo y escaso en estos días. Es común sentir que 24 horas no son suficientes para hacer todo. Parece imposible ponerse aI día, por lo tanto tengamos prioridades y eliminemos las tareas innecesarias. Por ejemplo, si precisás leer correos electrónicos por la mañana, esperá una o dos horas para responder, a menos que sea muy importante. El manejo efectivo del tiempo significa establecer prioridades y organizar tareas de manera práctica. Usá un cronómetro y fijate cuánto tiempo te lleva cada tarea o ponete un horario límite. Reducí el estrés ahorrándote tiempo.

 2.       Hacé un poco de ejercicio

¿Tus hijos se levantan cansados y de mal humor? Cuando les pedís que se levanten con energía, mostrales cómo. Tomate 15 segundos para estirar los brazos. Cuando salgan de la cama, invitalos a unirse y practiquen estiramientos de yoga. Tocate los dedos de los pies y estirá los brazos hacia el techo. Tal vez puedan hacer el saludo al sol juntos para calentar todos los músculos. Comenzá con un minuto y subí hasta cinco. Mover los músculos hace que la sangre fluya y respirar profundo te da una buena cantidad de oxígeno. Terminá el mini régimen de ejercicios con algunos saltos en tijera para agregar algo de ejercicio cardiovascular. Con el corazón bombeando, el cuerpo se acelera para enfrentar el día.

 3.       Comé bien

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Prepará algunas ideas diferentes de desayuno saludable por adelantado para no estar corriendo para cocinar y comer. Prepará algo simple, rápido y liviano pero bien balanceado y nutritivo. El desayuno es una gran fuente de combustible durante todo el día, por eso no debés saltearlo.

  • Avena, muesli, sémola o quinoa con frutos secos
  • Yogur, granola y parfait de frutas
  • Pizza, tacos o wraps para el desayuno con huevo y jamón o salmón

En lugar de comer cereales azucarados, facturas y jugos de frutas, elegí frutas enteras como fuente de azúcar y multicereales para los carbohidratos con almidón. De esta forma tenés energía hasta la hora del almuerzo. Disfruten un desayuno todos juntos y hablen sobre lo que esperan del día. Siempre incluí agua para rehidratarse.

Además, pediles a tus hijos que participen con tareas fáciles. Avisales con anticipación cuál será su rol, pueden ser chefs, mozos o los que levantan la mesa. Lo mismo aplica para preparar el almuerzo, desde opciones saludables a solicitarles su asistencia.

 4.       Poné música suave

Agregale la parte buena a tu “¡buen día! con algo de música divertida de fondo. Te inspirará a moverte y bailar mientras tendés la cama o preparás el desayuno. Es menos probable que digas, “¡Apúrense!” El ritmo de la música mantendrá a todos en movimiento y felices. Cantar una canción conocida puede poner una sonrisa en tu boca.

5. Prepará una lista de tareas

Un poco de preparación eliminará el pánico de tu ritual matutino. Desde elegir la ropa que vas a usar la noche anterior hasta saber qué vas a comer te da un poco de espacio para los caprichos de tus hijos. A fin de reducir la conmoción matutina, hacé una lista con todo lo que hay que hacer antes de salir de la casa por la mañana. Esta lista puede tener los nombres de quién debe hacer cada cosa. Si te tomás un minuto para revisar la lista, especialmente esas cosas que a menudo olvidamos, te vas a sentir menos agotada y el día marchará sobre ruedas.

  • Tender la cama
  • Lavarse los dientes
  • Mochila: tarea
  • Tupper para el almuerzo
  • Ver el calendario para las actividades extra-escolares
  • ¿Algo más?
  • ¡No te olvides de los abrazos!

  Para publicar un comentario, log in

floren

floren

Reportado

ME GUSTO, SOLO HAY QUE PONERLO EN PRÁCTICA

  • Reportalo
angel c

angel c

Reportado

buenos consejos, levantarme temprano es un trauma para mi

  • Reportalo
banner recipe