lista de verduras	2

Lista de verduras para el invierno - Parte 2

Puerro

El puerro es un miembro más blando y sutil de la familia de las cebollas en cuanto a aroma y sabor, pero este vegetal aún mantiene las propiedades poderosas que refuerzan el sistema inmune y las antiinflamatorias cuando se lo cocina. Durante mucho tiempo, el puerro se utilizó como antiséptico para los dolores de garganta. Los puerros son ricos en ácido fólico (de especial importancia durante el embarazo), vitamina K y potasio. Estos nutrientes ayudan a los riñones a eliminar el exceso de fluidos y también a restablecer la alcalinidad en el cuerpo (en particular útil para las personas que tienen gota). Simplemente reemplazá las cebollas en las comidas por los puerros que te van a hacer muy bien.

Acelga y espinaca

Sí, Popeye sabía lo que hacía. La espinaca posee un nivel bajo de grasas y alto de nutrición, y es rica especialmente en magnesio, hierro y clorofila (todos ayudan a mantener tu cuerpo en perfecto estado). Estimula los movimientos del intestino y, de esta forma, ayuda a desintoxicar el sistema digestivo. La espinaca debe cocinarse muy rápido para asegurarse de que no se ponga amarga. Durante la cocción, el ácido oxálico de la espinaca (particularmente alto en la acelga) se convierte en una forma inorgánica que se une con el calcio para formar un compuesto que no se puede absorber. Por lo tanto, es mejor comer la espinaca lo más cruda posible. Se puede agregar jugo de limón o vinagre para ayudar a conservar el contenido alto de hierro. Si es posible elegí la espinaca orgánica, ya que este vegetal se encuentra en la lista “sucia” de los que reciben mayores pulverizaciones de sustancias químicas.

Remolacha

A pesar de que posee una gran cantidad de azúcar en comparación con otros vegetales, la remolacha tiene niveles bajos tanto de calorías como de grasas. Es una fuente excelente de hierro, licopeno (un antioxidante poderoso), potasio y vitamina C. La remolacha también es una fuente rica de fibras y del aminoácido glutamina. Se trata de un limpiador excepcional para el cuerpo que disuelve los cristales ácidos de los riñones y ayuda a desintoxicar el cuerpo. De esta manera, también elimina el colesterol malo y los depósitos de grasa del hígado, el riñón y la vesícula biliar. ¿Notás que a veces tu orina se torna rosada cuando comés remolacha? Esto se debe simplemente a que los pigmentos de color de los vegetales se rompen y eliminan. Si bien no hay que preocuparse por esto, las investigaciones demuestran que los pigmentos son un poco más visibles cuando los niveles de hierro, las enzimas digestivas y/o los niveles de bacterias saludables en el colon son bajos. En este sentido, la remolacha puede funcionar como un indicador sobre la eficacia del funcionamiento de tu sistema digestivo. Los beneficios de la remolacha para la salud dependen de cómo se coma, por ejemplo, si está rallada, hecha jugo o cocinada. La cocción a menudo mejora la disponibilidad de los minerales.

Batata

La humilde batata es una de las comidas más seguras para ingerir si tenés problemas en el sistema digestivo. Estos tubérculos también contienen un grado tan alto de nutrientes que pueden proporcionarte casi todo lo necesario para vivir. Las batatas, en especial las variedades de color anaranjado más oscuro, poseen un nivel alto de antioxidantes y son particularmente ricas en beta-caroteno, un protector potente de los pulmones y la piel. Además ayudan a desintoxicar el sistema al unirse con metales pesados. La sopa de batata resulta deliciosa en invierno y es una forma sutil de liberar lentamente los carbohidratos que te ayudarán a mantener tus niveles de energía y de la “hormona feliz” altos en esta época del año. (Descubrí más alimentos saludables para el cuerpo)

Otras rarezas del invierno

¡Buscá variedad en los vegetales de invierno para que sea interesante! Es posible que resulte más difícil conseguir los siguientes vegetales, pero si llegás a verlos, bien vale la pena probarlos:

Patacas

Éstas almacenan carbohidratos en forma de inulina (una fibra soluble) en lugar de azúcar, lo que la hace útil en especial para personas diabéticas y para el control de los niveles de azúcar en sangre. La inulina también es una fuente de alimentos para las bacterias buenas de tu intestino.

Alcachofas

La cinarina, un ácido presente en estas alcachofas, aumenta la producción de bilis en el hígado. Esto, a su vez, libera al cuerpo del colesterol y la grasa al tiempo que estimula un hígado perezoso.

Ortigas

Éstas combaten las alergias y son una buena fuente de hierro. Probá la sopa de ortigas, en especial cuando las alergias como la rinitis alérgica regresan al comenzar la primavera.

Hongos Shiitake

Estos hongos sabrosos son poderosos en términos de inmunidad y longevidad, y son ricos en proteínas, vitaminas B, cromo y vitamina D.

Calabazas de invierno

Las calabazas de invierno como el calabacín, la calabaza y la bellota son ricas en vitamina A. El calabacín, que tiene un 95% de agua, también funciona como diurético y es una alternativa de bajas calorías a otras formas de calabaza.




Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe