ciclomenstrual

Tu ciclo menstrual

Cada mes, tu aparato reproductor repite un patrón regular de sucesos (tu ciclo o ciclo menstrual), totalmente controlado por hormonas. El ciclo menstrual se define como el lapso comprendido entre el primer día del periodo de la mujer y el primer día del siguiente periodo.


 

La fases de tu ciclo menstrual

Esto podría resultar una sorpresa, pero tu ciclo menstrual no necesariamente se produce una vez al mes. El ciclo menstrual promedio de la mujer es de 28 días, pero el tuyo puede durar entre 21 y 35 días y sigue siendo normal. 


Si tu ciclo menstrual es corto, puedes tener un periodo con mayor frecuencia que una vez al mes. Sin embargo, si tu ciclo menstrual dura más, eres una de las mujeres que tiene menos periodos al año.

 

La fase menstrual (menstruación)

La fase menstrual es el sangrado mensual de la mujer, que suele denominarse periodo o regla. El primer día de la fase menstrual es el primer día de tu periodo y es el primer día de tu ciclo menstrual. Este sangrado menstrual (también conocido como regla) proviene de la pared interna del útero (el endometrio). La sangre menstrual fluye del útero, pasa por el cuello del útero (o cérvix) y la vagina, y sale por el orificio vaginal. Este fluido puede ser rojo brillante, rosa claro o incluso color café. El periodo por lo general dura entre tres y siete días. La cantidad normal de flujo menstrual durante todo el periodo es de alrededor de un cuarto de taza.

 

La fase folicular.

Durante esta fase, la hormona estrógeno provoca el crecimiento o proliferación de la pared interna del útero. Esta pared interna, llamada endometrio, comienza a desarrollarse para recibir un óvulo fecundado, en cuyo caso ocurriría un embarazo. El aumento de otra hormona, denominada hormona estimulante del folículo (HEF), a su vez estimula el crecimiento de los folículos ováricos. Cada folículo contiene un óvulo. En la fase folicular tardía del ciclo menstrual solo un folículo permanecerá activo. 


La pared interna de útero comienza a hacerse más gruesa en respuesta al aumento del estrógeno. Los niveles de estrógeno aumentan drásticamente durante los días previos a la ovulación y alcanzan su nivel máximo un día antes de esta. El aumento de estrógeno desencadena la subida repentina de otra hormona, la hormona luteinizante o HL. La ovulación se produce cuando el aumento de la HL provoca la ruptura del folículo y la liberación de un óvulo.

 

La fase de ovulación

La ovulación se da cuando un óvulo maduro se libera del folículo ovárico y se desliza hacia la trompa de falopio más cercana durante el ciclo menstrual. En ocasiones pueden madurar dos óvulos el mismo mes.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia


El aumento de la HL provoca la ovulación. El óvulo luego se desplaza al útero. 
Si tus ciclos menstruales son ciclos regulares de 28 días, la ovulación generalmente se produce el 14º día. Sin embargo, la duración del ciclo menstrual de la mayoría de las mujeres es diferente. Por lo general, la ovulación se produce entre el 11º y el 16º día antes del periodo siguiente. 
La ovulación se presenta cuando uno de los ovarios libera un óvulo maduro. El óvulo se desliza desde el ovario hacia la trompa de falopio más cercana y luego al útero. Mientras el óvulo desciende por la trompa de Falopio, lo cual tarda varios días, el endometrio se hace cada vez más grueso.

El óvulo tarda alrededor de tres o cuatro días para alcanzar el útero. La fecundación debe ocurrir dentro de las 24 horas de la ovulación; en caso contrario, este se descompone. 
Después de la ovulación, se inicia la fase lútea.

 

La fase lútea.

Después de la ovulación, el folículo se convierte en una estructura productora de hormonas llamada cuerpo lúteo. Las células del cuerpo lúteo producen estrógeno y grandes cantidades de progesterona, la cual estimula el desarrollo de la pared uterina (endometrio) y la prepara para la implantación de un óvulo fecundado. Si no quedas embarazada, el cuerpo lúteo se descompone a las dos semanas aproximadamente después de la ovulación. Debido a esto, los niveles de progesterona disminuyen y la estimulación del endometrio se pierde. Esto provoca el desprendimiento del endometrio y así comienza un nuevo ciclo menstrual. 

La pérdida del cuerpo lúteo puede evitarse cuando el óvulo es fecundado. Si quedas embarazada durante el ciclo menstrual, la fecundación se producirá dentro de las 24 horas posteriores a la ovulación. Alrededor de cinco días después de la fecundación, el óvulo fecundado ingresa en tu útero y queda anidado en el endometrio. Con la implantación, las células que en un momento dado se convertirán en la placenta comienzan a producir la "hormona del embarazo" o gonadotropina coriónica humana (HCG). Esta hormona interrumpe tu ciclo menstrual brindando estimulación continua del cuerpo lúteo para producir progesterona. Esto evita la pérdida del endometrio. 

Durante esta fase del ciclo menstrual, si quedas embarazada, el óvulo se traslada al útero y se une al endometrio. Si no quedas embarazada, la pared uterina se expulsa a través del orificio vaginal. Luego, comienza un nuevo ciclo menstrual. 

 

Todo lo que necesitas saber sobre los óvulos

  • Durante tu vida, liberas alrededor de 400 óvulos maduros.
  • El número de óvulos que siguen en los ovarios depende de la edad de la mujer.
  • Como feto femenino de 20 semanas en el útero de tu madre, tuviste el mayor número de óvulos de tu vida: alrededor de siete millones de óvulos.
  • La mayor cantidad de óvulos que libera tu cuerpo ocurre antes de nacer.
  • En el momento del nacimiento, el número de óvulos que se encuentra en los ovarios habrá disminuido a dos millones. Tus ovarios seguirán perdiendo óvulos desde el nacimiento hasta la pubertad.
  • En el momento en que inicias la pubertad, tus ovarios alojan entre 300,000 y 500,000 óvulos.

 

Fuentes

  • ACOG, Panfleto para Educación del Paciente 049.
  • ACOG, Panfleto para Educación del Paciente: transición a la mediana edad y la menopausia
  • ACOG, Módulo educativo para estudiantes de Medicina, 2008
  • Ginecología integral Mishell, Stenchever, Droegemueller y Herbst. 3ª edición.
  • Libro de texto de Histología. Bloom, Fawcett, 11ª edición.
  • Emans, Laufer, Goldstein, Ginecología pediátrica y adolescente

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe