amor de madre

Amor de madre: Acompañá a tus hijos en la pubertad

Ya debés haber notado que tu hija está experimentando algunos cambios emocionales durante la pubertad. Apoyala con tu amor de madre.


Momentos clave de los adolescentes: Los cambios en el cuerpo

Hay muchas cosas inofensivas que hacen que las adolescentes se sientan inseguras cuando llega algo realmente extraño – como la salud sexual, y es una rica fuente de momentos de angustia. Afortunadamente nuestros recuerdos de esos momentos generalmente desaparecen, pero vale la pena entender el desarrollo de las adolescentes para que puedas apoyar a tu hija cuando lo necesite.

Cómo crecen los senos

Los primeros signos de crecimiento de los senos pueden aparecer alrededor de los 12 años de edad. Sin embargo, el proceso completo de desarrollo durará aproximadamente cuatro años, y habrá cambios en los senos en otros momentos de la vida, como durante el embarazo o cuando una mujer gana o pierde mucho peso.

La aparición de las primeras señales varía mucho de una chica a otra, dependiendo de cuándo empiezan otros aspectos de la pubertad. Sin embargo, el hecho de que una chica no muestre indicios mucho antes de su cumpleaños número 12 no significa que su pecho no crecerá y de hecho podría desarrollarse más que otras chicas cuyos senos comenzaron a crecer mucho antes que los de ella.

Al nacer, los pezones y el conducto de leche a medio desarrollo ya se han formado, pero en la pubertad se dispara su crecimiento cuando los ovarios comienzan a segregar estrógeno. Al principio los pezones parecen más levantados que antes porque los conductos de leche han comenzado a crecer.

Después, la zona plana y circular alrededor del pezón, llamada areola, comenzará a desarrollarse y, a medida que se va depositando grasa, los pechos crecen. En los primeros años serán puntiagudos pero se volverán más redondos en los últimos años de adolescencia de tu hija.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Diferencias en la reacción de tu hija

El tejido del pecho en el primer par de años es muy delicado y las chicas que alguna vez saltaron sin preocupación ahora pueden ser muy precavidas para no golpearse por accidente en esa zona. Se discreta y tomá en serio su precaución. Si no te habla de ello, protege su intimidad y no hagas algo muy grande del asunto. Aunque al principio el crecimiento no sea muy notorio bajo ciertas prendas de vestir, algunas chicas se pueden sentir inseguras – especialmente al principio – mientras otras correrán emocionadas a pedirte que les compres un corpiño.

Si tu hija prefiere pensar que nada está pasando, sé sensible con el tema y orientala sobre las elecciones de ropa correctas. Las blusas muy estrechas y los tops muy sueltos son tan malos uno como el otro. Invitá a tu hija a usar telas como algodón, que es más cómodo ahora que también empezará a transpirar. Si no le gusta la idea de comprar un sostén, dale confianza diciéndole que en muchas tiendas las asistentes han sido adiestradas para probar estas prendas y ofrecele comprar un top de algodón para comenzar, en lugar de un corpiño de lencería para mujeres completamente desarrolladas. De hecho, muchos sostenes para adolescentes son de colores brillantes y parecen más un bikini, y eso puede ayudar con la transición.

Si de todos modos tu hija prefiere esperar para comprar su primer sostén, no esperes hasta que la escuela se queje de que su apariencia distrae al resto de la clase. Hablale de la regla del tiempo cumplido - si ponés un lápiz bajo uno de sus pechos y éste se queda en ese lugar, ¡es hora de comprar algo que tenga copa! Después dejá que ella venga a vos cuando haya aceptado que es tiempo de entrar en el mundo de la ropa de mujer.

 

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe