varicela

5 hechos sobre la varicela en los niños

En algunos chicos es solo una irritación, mientras que en otros puede ser una enfermedad peligrosa.


1. La varicela es causada por un virus, denominado virus varicela-zóster. Es una enfermedad altamente contagiosa que la mayoría de los chicos contraen en algún momento, en general durante el invierno o la primavera. La varicela es más común entre los 2 y los 8 años, y suele afectar a una gran cantidad de chicos al mismo tiempo. Para la mayoría de los chiquitos es más una molestia que una amenaza real. Sin embargo, una pequeña cantidad de casos sí fueron graves y pusieron la vida en riesgo.

Los síntomas como la piel enrojecida e hinchada alrededor de las ampollitas y fiebre alta durante varios días son signos de que algo está pasando. En ese caso, deberías hablar con el médico inmediatamente, dado que las complicaciones incluyen encefalitis, neumonía e infecciones cutáneas bacterianas. Los chicos con el sistema inmune debilitado son más susceptibles a agarrarse el virus y, además, tienen más riesgos de desarrollar complicaciones serias.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

2. La erupción de la varicela se presenta inicialmente como granitos rojos. Esta erupción se puede producir en cualquier parte del cuerpo, aunque suele empezar en la cara, el cuero cabelludo o el tronco antes de expandirse. Después, los granitos se convierten claramente en ampollas llenas de fluido sobre una base rosada. Estas ampollas luego explotan o se resecan y se convierten en costras marrones secas. No mandes a tu hijo al jardín o guardería hasta que todas las lesiones estén cicatrizadas, a fin de prevenir el contagio a otros nenes.

Mientras tu hijo se recupera, lo mejor es ayudarlo a aliviar la picazón. Aplicale loción de calamina sobre las ampollas o dale un antihistamínico oral. Utilizá paracetamol infantil para controlar la fiebre. No uses aspirinas ya que pueden disparar el síndrome de Reye, una condición bastante extraña pero letal. La varicela suele durar entre siete y diez días. Los primeros síntomas son fiebre baja, pérdida del apetito, mocos y una tos leve unos días antes de la aparición de la erupción.


  Para publicar un comentario, log in

banner recipe