dientes blancos

Consejos para cuidar nuestra salud bucal

La salud bucal puede afectar tu salud general. Estudios recientes inluyen la periodontitis como factor de riesgo para otras enfermedades.


Te contamos cómo tu salud bucal puede afectar tu salud general. Existen estudios recientes que han incluido a la periodontitis como un factor de riesgo para otras enfermedades.

La idea de que las infecciones de la cavidad oral (boca) pueden causar enfermedades sistémicas (corporales) no es un concepto nuevo. Si bien durante muchos años se creía que esta relación se debía principalmente al deterioro de los dientes, investigaciones recientes han señalado que la periodontitis (una enfermedad que se caracteriza por la pérdida de soporte de los dientes) se encuentra dentro de los factores de riesgo de una gran cantidad de enfermedades sistémicas.

Hay cada vez más evidencia de que las personas con enfermedad periodontal pueden estar en riesgo de contraer ciertas enfermedades sistémicas, pero también puede suceder lo contrario, esto es, la acción que las enfermedades sistémicas pueden causarle al periodonto también ha sido informada durante los últimos años.

Hace un tiempo se creía que la única causa de esta relación podía encontrarse en las bacterias orales y su entrada al flujo sanguíneo, pero estudios recientes han demostrado que el vínculo principal entre la boca y el resto del cuerpo es la inflamación presente en la periodontitis. Por lo tanto, tratar la inflamación no solo es útil para la periodontitis, sino que también colabora con el tratamiento de enfermedades inflamatorias crónicas en lo que respecta a la salud general.

Las infecciones inducen la formación de coágulos y aumentan la viscosidad de la sangre, fenómenos que dificultan el suministro de células de defensa y los factores responsables de la inflamación.

Periodontitis y edad

Durante mucho tiempo, la enfermedad periodontal ha sido descrita como una condición observada en el proceso de envejecimiento de un individuo, pero luego se percibió que no todas las personas tienen el mismo riesgo de desarrollar esta enfermedad.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

La edad parece ser un factor importante en este proceso, puesto que las enfermedades crónicas más comunes como las cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares y la diabetes afectan más a individuos de edad avanzada y es justamente en estos individuos en los que se encuentra la relación más importante entre la enfermedad periodontal y la sistémica.

La enfermedad periodontal es un factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular

La ateroesclerosis y la enfermedad cardíaca isquémica están entre las principales causas de muerte en países desarrollados. La ateroesclerosis es una enfermedad degenerativa con un curso progresivo; una de sus lesiones avanzadas principales es el ateroma, que consiste en una placa de células muertas, entre otros componentes. La presencia del ateroma aumenta el riesgo de trombosis.

Varios estudios epidemiológicos han identificado múltiples factores de riesgo asociados con la enfermedad cardiovascular, y existen una gran cantidad de mecanismos que caracterizan el rol de la infección e inflamación en el desarrollo de la enfermedad coronaria. Los factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular como hipertensión, hipercolesterolemia (colesterol alto), obesidad y tabaquismo no explican en su totalidad la variación en la incidencia de la enfermedad cardiovascular.

Existe mucha evidencia de que uno de los otros factores podría ser la enfermedad periodontal. La enfermedad cardiovascular y la enfermedad periodontal tienen varias características en común dado que ambas se producen en personas mayores, de sexo masculino, personas con niveles de educación más bajos, con estrés más alto y socialmente aisladas, lo que ubica a la periodontitis como un factor de riesgo cualitativo para la enfermedad cardiovascular.

Cabe destacar también el componente conductual de la patogénesis de la enfermedad periodontal, dado que una higiene oral pobre puede evidenciar individuos con hábitos poco saludables, esto es, que tienen otros factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular, tales como mala alimentación, altos niveles de estrés, falta de ejercicio regular y hábitos de tabaquismo.

Las bacterias que se originan en la cavidad oral pueden tener un rol importante en la formación de placa o trombosis, y la asociación entre la enfermedad periodontal y la enfermedad cardiovascular puede deberse, en parte, al potencial que estas bacterias orales tienen de inducir la formación de placa y obstrucción de las arterias coronarias y, por lo tanto, causar isquemia cardíaca y evolucionar a un posible ataque al corazón o infarto de miocardio.


  Para publicar un comentario, log in

banner recipe