Ejercicios de pilates para bajar de peso

Ejercicio de pilates para bajar de peso

Perder los kilos que tenés de más, ahora es fácil y cómodo de hacer. Aprendé ejercicios de pilates, para perder peso y mantené un cuerpo saludable. El tiempo y la constancia harán desaparecer esos kilos de más.


¡USÁ PILATES PARA COMPENSAR LOS EXCESOS SIN ESFUERZO!

Liberate de esa sensación de pesadez y de los kilos de más sin esfuerzos, ¡es fácil! La clave es seguir una rutina basada en ejercicios de Pilates rápidos y completos.

Nos pasa a todas. Después de una época de estar con cenas y reuniones, como Navidad, la ropa nos queda un poquito más ajustada y los pantalones no cierran, así que es hora de tomar medidas. En "Próxima a ti" conocemos esto de primera mano, así que vamos a compartir nuestros consejos de salud para volver a estar en forma.

 

Pilates: Una técnica milenaria

Con una cantidad de seguidores cada vez mayor en todo el mundo, esta técnica combina ejercicios que incluyen tanto la concentración mental como el entrenamiento físico, y busca el equilibrio entre el cuerpo y la mente.

Esta es una técnica milenaria de respiración, relajación y elongación cuyos ejercicios consisten básicamente en movimientos controlados coordinados con la respiración. Con Pilates vas a estar en forma y vas a tener un cuerpo tonificado y flexible. Si pensás que son ejercicios de gimnasio lentos y aburridos, ¡no podrías estar más equivocada! Esta es una disciplina rápida y completa.

 

Practicá en casa los ejercicios que te sugerimos, ¡probalos!

 

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Ejercicios para empezar despacio, pero sin descansos

Podés anotarte en un gimnasio o empezar a hacer los ejercicios en casa. Estos simples ejercicios van a servirte de introducción al mundo del Pilates. Con sólo unos minutos al día, vas a notar la diferencia con una mejor respiración y una mejor postura, y vas a sentirte más liviana. ¡Probalo!

  1. Piernas. Acostate boca arriba, en una colchoneta de ser posible. Mantené los brazos estirados a los costados del cuerpo e inhalá. Levantá una pierna de manera que forme un ángulo de 90 grados con tu cuerpo y exhalá. Bajala despacio mientras inhalás profundamente. Hacé cinco repeticiones con cada pierna, descansá un minuto y repetí la serie.
  2. Glúteos.Acostate boca arriba sobre la colchoneta y colocá los brazos a los costados. Doblá las piernas en un ángulo de 45 grados. Inhalá. Levanta los glúteos mientras exhalás. En esta posición, levantá una pierna y cruzala sobre la otra. Volvé la pierna a la posición inicial y repetí el ejercicio con la otra pierna. Al igual que en el ejercicio anterior, hacé dos series de 5 repeticiones con cada pierna, con un descanso entre las dos series.
  3. Abdomen.Acostate boca arriba sobre el piso, con las manos detrás del cuello y las piernas estiradas y juntas en posición vertical, con los pies apuntando hacia arriba. Contraé el ombligo hacia adentro y un poco hacia arriba. Mantené la espalda bien apoyada sobre el piso, sin que quede un espacio entre la colchoneta y la zona lumbar. Inhalá manteniendo la posición inicial. Exhalá mientras bajas las piernas a un ángulo de 45 grados, despegando un poco la cabeza del piso. La espalda debe seguir bien apoyada en el piso. Inhalá mientras volvés las piernas a la posición inicial. Hacé 8 repeticiones, descansá un minuto y repetí.
  4. Brazos. Acostate boca abajo sobre la colchoneta. Extendé los brazos y estirá todo el cuerpo. Inhalá. Apoyá las manos un poco hacia adentro y concentrá el peso en ellas para poder levantar al cuerpo lentamente mientras exhalás. Mantené la cabeza derecha durante todo el ejercicio y estirate hasta que sientas la tensión en los músculos abdominales. Repetí 5 veces y descansá.

 

Acordate de que la respiración es importante. Tomate tu tiempo y hacé el ejercicio con calma. Esto no te va a llevar más de 30 o 40 minutos por día, pero vas a notar la diferencia si hacés los ejercicios con frecuencia. Es mejor hacer los ejercicios 4 o 5 días a la semana, en tu tiempo libre o cuando quieras despejarte la mente. ¡Usá los ejercicios para dedicarte tiempo a vos misma! Asegurate de estar relajada mientras los hacés, ¡el estrés no te va a ayudar para nada! Poné música si te ayuda a relajarte.

Seguí nuestro consejo y vas a ver qué fácil que es.

Siempre estamos entusiasmadas por empezar una nueva rutina de ejercicios. Para mantener el entusiasmo, anotate estas simples sugerencias:

  • Tratá de hacer ejercicio los mismos días a la misma hora. Anotate la sesión en un calendario en la heladera o en un lugar visible. ¡También podés ponerte una alarma en el celular! De esa manera no te vas a olvidar y va a resultarte más fácil tener constancia para hacer ejercicio.
  • Sugeriles a tus amigas hacer sesiones grupales. En casa o en el gimnasio, si lo programás con tus amigas, no vas a tener fiaca de ir y siempre pueden charlar, irse de shopping o a tomar algo después del ejercicio.
  • Complementá el ejercicio con una dieta balanceada. Evitá los fiambres, las carnes grasas y las salsas, y reemplazalos por frutas y verduras. Poné en forma tus hábitos alimenticios.
  • Acordate de hidratarte. Además de ayudarte a combatir el hambre, el agua es fundamental para la dieta y el ejercicio.
  • ¡Premiate! Hacer ejercicio y cuidarte merecen una recompensa. Reservate un día de spa una vez al mes o date algún premio.

Relajate, no seas ansiosa y no te apures. El tiempo y la constancia harán desaparecer esos kilos de más.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe