efecto rebote

6 consejos para evitar el efecto rebote

¿Posponés todo? ¿Sos de esas que entrena mucho durante enero y después volvés a guardar las zapatillas en el armario? No te preocupés, acá está toda la ayuda que necesitás.


Para conseguir un cambio duradero, primero tenés que darle el tiempo suficiente. Pero también tenés que ver el trabajo de cambio como un proceso con distintos pasos:

1. Identificá el patrón

Descubrí primero qué es eso que estás haciendo mal en tu conducta diaria, como por ejemplo, abrir Facebook en vez del mail del trabajo.

2. Observá tus pensamientos automáticos

Preguntate por qué. ¿Qué estás pensando en ese momento? Imaginá los resultados de hacer lo que tenés que hacer en vez de lo que estás haciendo, nada mejor que una casilla de correos sin mensajes nuevos. Recompensate si querés después de haber terminado. 

3. Ejercicio/práctica:

Empezá a ordenar tu cabeza. Lleva práctica, pero el paso a paso de un nuevo habito empieza en la mente ¡Entrenala!

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

4. Hacete consciente

Monitoreate: ¿Cómo va el cambio? ¿Cómo se siente? Si han surgido obstáculos o dificultades, ¿cuáles han sido? Con el monitoreo constante nos hacemos conscientes lo que, a su vez, permite comprender que es muy necesario, que los cambios duraderos llevan tiempo

5. Estate preparada para los desafíos imprevistos

Tené en cuenta que podrían pasar cosas que interfieran con tus buenas intenciones. No podés dejar que estar enferma por una semana sabotee tu ambición de empezar a entrenar regularmente.

6. Rememorá

Está bueno a veces tomar conciencia de las cosas que ya conseguiste, en general te dan fuerzas para retomar esas buenas cosas que podés haber abandonado. SI antes corrías 5k sin ningún problema, ¿por qué no vas a poder hacerlo ahora?

 

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe