vida saludable

Estimulantes naturales para una vida saludable

Es tan cliché que las madres estén exhaustas porque, con frecuencia, lo están. No dejes que la fatiga te tire para abajo. Dejá que los estimulantes de la naturaleza te den un empujón.


¿Sentís que a veces no tenés energía para levantarte por la mañana, por no decir, para sobrevivir al resto del día?

De vez en cuando, todos necesitamos un estímulo. La buena noticia es que existen muchos estimulantes naturales para recuperar la energía en cada paso.

Una dieta saludable y equilibrada

La primera consideración debe ser qué alimentos consumís y cuándo.

La conclusión es que nunca tenés que dejar que tu tanque de combustible quede vacío. Es importante mantener niveles de azúcar normales, y comer cada un par de horas es la mejor manera de lograrlo. Sí, a veces puede ser un desafío planear con anticipación, pero tener colaciones saludables a mano puede ayudarte a no pasar largos períodos sin un refuerzo.

Lo ideal es ingerir comidas en menor cantidad, de forma regular y equilibrada, combinando alimentos integrales, carbohidratos de bajo índice glucémico (de digestión lenta) con proteínas y/o grasas de buena calidad.

Consejos fundamentales para mantener arriba nuestro nivel de energía:

    • Nunca saltees el desayuno. Nos brinda una fuente de combustible importante para la primera mitad del día.
    • Tomá agua en buena cantidad: la deshidratación es la causa más común de fatiga. Si no disfrutás de beber agua sola, considerá tomar tés de hierbas (por ejemplo, té rooibos) o complementar la alimentación con agua de coco, una bebida natural que provee muchos electrolitos naturales (similar a las bebidas deportivas).
    • Cuando te sientas cansada y agotada, evitá dulces de alto índice glucémico y alimentos con mucha energía ya que estos producen un efecto rebote que te hace querer más dentro de los 45 minutos.

Descanso suficiente, más ejercicio

¿Estás durmiendo lo suficiente y haciendo ejercicio regularmente? Si no, estos son dos de los pasos más importantes que podés dar para reequilibrar tus niveles de energía.

Apuntá a:

  • Dormir al menos 7-8 horas por noche. Siestas rápidas de 20 minutos durante el día también pueden ayudar a sentirte con más energía.
  • Al menos 10-20 minutos de ejercicio cada día. Puede parecer una contradicción, pero la mejor manera de tener más energía es cultivar un estilo de vida activo. Ejercitar a la hora del almuerzo tiene como resultado un día laboral más productivo. Esto no es sorprendente si tenemos en cuenta que el ejercicio ayuda a que la sangre oxigenada fluya a lo largo del cuerpo, el cerebro, el corazón y los músculos.

Descanso regular

Es un hecho: liberar tiempo de tu agenda agitada de forma regular para descansar y recuperarte es crucial en términos de niveles de energía sostenidos.

El ensayista Tim Kreider lo resume bien en un artículo de The New York Times: “El ocio no es solo una vacación, una indulgencia o un vicio; es tan indispensable para el cerebro como es la vitamina D para el cuerpo, y cuando estamos privados de él sufrimos una aflicción mental que nos inhabilita tanto como el raquitismo”.

Continúa: “El espacio y la tranquilidad que provee el ocio es una condición necesaria para dar un paso hacia atrás de la vida y tener una visión completa, para hacer conexiones inesperadas y aguardar los salvajes golpes de inspiración del verano; es, paradójicamente, necesario para poder concretar cualquier tarea.”

Sacale todo el provecho posible a tu descanso. Es verdaderamente esencial para recargar tus baterías. Aprovechalo al máximo con estos consejos:

  • Tomá un rollo de canela e inhalá su aroma un par de veces para reducir la fatiga y hacerte sentir más alerta. Si no hay canela, intentá con menta. También podés agregar una gota de aceite esencial en un pañuelo o bola de algodón.
  • Date un baño o una ducha y usá jabón que contenga frutas cítricas. Esto elevará la producción de serotonina, una "hormona feliz"; a su vez, reducirá los niveles de norepinefrina, una "hormona de estrés".
  • Escuchá música y cantá. Un estudio publicado en Athletic Insight reveló que simplemente escuchar música de ritmo animado por 10 minutos es una de las formas más rápidas de obtener una sacudida extra de energía, en segundo lugar después del ejercicio físico.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe