consejos para una dieta balanceada

Dieta balanceada para reducir grasa y azúcar- consejos

Aprendé a controlar el azúcar y la grasa en tu alimentación. Conocé cómo tener una dieta balanceada, con consejos prácticos en tus hábitos alimenticios. Tomá las decisiones correctas y mantené tu peso bajo control.


 

7. Elegí aderezos bajos en grasas en lugar de mayonesa

La mayonesa tiene un contenido graso muy alto. Siempre que sea posible, reemplazala por un aderezo bajo en grasas o una gotas de salsa de soja en ensaladas, y mejor usá yogur libre de grasas o con bajo contenido graso en las salsas. No le agregues mayonesa a los sándwiches; hacelos más interesantes agregándoles hierbas, pimienta negra y rodajas de tomate.

También te sorprendería saber la cantidad de azúcar, grasa y sal que contienen algunos aderezos de ensalada ya hechos. La opción más saludable es hacer tu propio aderezo de ensalada usando una pequeña cantidad de aceite de oliva o de canola, jugo de limón fresco o aceto balsámico y agregar unas hierbas frescas.

 

8. Optá por leche en lugar de crema o crema en polvo

La crema aporta cantidades innecesarias de grasa saturada al café y la crema en polvo es un no rotundo, ya que está cargada de grasas poco saludables. En su lugar, agregale al té o café leche libre de grasas o con bajo contenido graso.

 

9. Optá por pochoclo en lugar de papas fritas

Cuando vas a comprar snacks, leé detenidamente la información nutricional, ya que los valores de calorías y grasas varían considerablemente de un producto a otro.

El pochoclo clásico (no las variedades pre hechas) es una opción más saludable que la mayoría de las papas fritas, sólo que no les agregues manteca. Por lo general, los pretzels también contienen menos grasas que las papas fritas (pero chequeá la información nutricional antes de comprarlos).

 

10. Tené cuidado con la salsa de tomate

Se suele agregar azúcar a los productos de tomate para contrarrestar su acidez y la salsa de tomate es uno de los grandes culpables en términos de azúcar oculta. De hecho, hasta un tercio del contenido de la salsa de tomate puede ser azúcar.

Tené en cuenta que una cucharada de salsa de tomate equivale a una cucharadita de azúcar, así que te conviene comer las papas fritas sin la salsa si estás preocupada por tu peso.

 

11. Siempre elegí el yogur natural

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

El yogur es un snack práctico y nutritivo que es genial para el desayuno. La mayoría preferimos los saborizados pero todos contienen azúcar agregada, incluso las versiones libres de grasas o con bajo contenido graso. Algunas marcas de yogures saborizados contienen hasta 20 g (o 5 cucharaditas) de azúcar por porción.

En su lugar, optá por yogur natural con frutas frescas.

 

12. Tené cuidado con los cereales para el desayuno

Dale una mirada a la lista de ingredientes de tus cereales favoritos para el desayuno. La mayoría de los cereales están cargados de azúcar para que sean más sabrosos.

Algunos cereales dulces saborizados contienen hasta 34 g de azúcar por cada 100 g; eso son cuatro cucharaditas cargadas de azúcar por porción de 50 g. A eso sumale el azúcar extra que le espolvoreás al cereal y vas a tener el azúcar suficiente para mantenerte activa toda la mañana. Además, los cereales suelen contener una gran cantidad de grasas y sal, que son malas para el corazón y la salud en general. Analizá detenidamente la información nutricional y optá por cereales con alto contenido de fibras y bajo contenido de azúcar, grasas y sal.

 

13. Alejate de las verduras, frutas y sopas enlatadas

Muchas marcas de verduras y frutas enlatadas contienen azúcar oculta que se utiliza durante el proceso de fabricación para prolongar la vida útil. Dale una mirada a la lista de ingredientes para ver si contiene azúcar agregada y optá por la marca que tenga el menor contenido de azúcar. La mejor opción sigue siendo consumir frutas y verduras frescas.

La mayoría de las sopas enlatadas contienen azúcar agregada para extender su vida útil. De hecho, algunas marcas contienen varias cucharaditas de azúcar por porción. Las sopas enlatadas también suelen contener mucha sal. Leé la información nutricional de las sopas enlatadas antes de incluirlas en el carrito del supermercado o, mejor aún, hacé tu propia sopa casera.

14. Evitá las "saludables" barras de cereal

La mayoría de las barras de cereal sí contienen fibras, semillas, frutas secas y deshidratadas que son saludables, pero también contienen grandes cantidades de azúcar, grasa y sal. Las barras bajas en grasas son las peores en términos de azúcar, ya que algunas de ellas contienen hasta 3 cucharaditas de azúcar por cada barra de 30 g.

Si querés un snack saludable, podés optar por frutas frescas o deshidratadas o por un puñado de frutas secas (las almendras son una buena opción ya que tienen un menor contenido graso).

 

15. Sé inteligente con el queso

La mayoría de los quesos tienen un contenido bastante alto de grasas, pero el queso es una buena fuente de calcio y proteínas y desde ya debe formar parte de una dieta saludable y balanceada.

La clave es optar por quesos con bajo contenido graso como la ricota, mozzarella, Camembert y Brie la mayoría de las veces, y consumirlo con moderación. Los quesos más duros generalmente tienen un contenido graso más alto y es mejor disfrutarlos con menor frecuencia.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe