dieta balanceada para reducir grasa y azúcar

Dieta balanceada para reducir grasa y azúcar

Aprendé a controlar el azúcar y la grasa en tu alimentación. Conocé cómo tener una dieta balanceada, con consejos prácticos en tus hábitos alimenticios. Tomá las decisiones correctas y mantené tu peso bajo control.


Probaste de todo para perder peso, pero siempre lo volvés a subir. Reducí el exceso de calorías eligiendo los alimentos adecuados.

Una dieta con mucha grasa y azúcar son malas noticias, ya que agrega calorías innecesarias que causan aumento de peso y, en última instancia, sobrepeso, obesidad y todas las condiciones médicas asociadas. Tomá las decisiones correctas y mantené tu peso bajo control:

1. Optá por fruta en lugar de azúcar y cosas dulces

Mientras que el bocadito dulce ocasional siempre tiene un tiempo y lugar adecuado, la sacarosa (azúcar común) rápidamente aporta muchas calorías sin valor nutritivo a tu dieta. Cuando tenés antojo de algo dulce, mejor elegí frutas frescas o deshidratadas.

Si bien la fruta también contiene azúcar en forma de fructosa, aporta fibras, vitaminas, minerales y antioxidantes a tu dieta, así que es una opción mucho mejor que las cosas dulces. Apuntá a consumir entre dos y tres porciones de fruta por día.

 

2. Optá por carnes magras y pescado en lugar de carnes rojas.
Las carnes rojas tienen un alto contenido de colesterol y de grasas saturadas. Esas son malas noticias si estás preocupada por tu salud cardíaca y del contorno de tu cintura.

Elegí carnes magras (por ejemplo, venado o cortes vacunos magros), pescado, aves (sin piel) y cerdo. Cortá toda la grasa visible de la carne y no le agregues grasa ni aceite a la carne cuando la cocines. Evitá todo tipo de carnes que tengan grasa visible, como el chorizo.

 

3. Mantenete lejos de las comidas rápidas

Las comidas rápidas (como las hamburguesas, papas fritas, milkshakes y pizzas) tienen demasiado de todo: sal, grasas, calorías sin valor nutritivo y azúcar.

Si no podés mantenerte lejos de las comidas rápidas, chequeá los ingredientes cuidadosamente para hacer elecciones más inteligentes y tratá de mantener la ingesta al mínimo. Las comidas rápidas tienen poco valor nutritivo y es mejor abastecerse de alimentos verdaderamente sanos.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

 

4. Cuidate con el pan

Aunque es evidente que los panificados dulces tienen azúcar, hay muchos otros tipos de panes (tanto blancos como integrales) que contienen azúcar. De hecho, algunos panes contienen tanto como una cucharadita de azúcar por rebanada.

Mirá las etiquetas antes de comprar pan en el supermercado y preguntale al panadero del barrio cuáles son las opciones más saludables. También considerá hornear tu propio pan y reducir el consumo de azúcar.

 

5. Evitá las tortas y las masas

Es posible que estas sean malas noticias para los amantes de las tortas, pero las tortas están cargadas de todos los tipos malos de grasa. Además, suelen contener mucha sal y simplemente tienen muchas calorías.

Eliminá de tu dieta las tortas y las masas como las medialunas si querés perder peso y mejorar tu salud cardíaca, y reemplazalas por panes integrales o de centeno.

 

6. Mantenete lejos de las frituras

La fritura nunca es una buena forma de cocinar. Agrega mucha cantidad innecesaria de grasas y las altas temperaturas también liberan compuestos cancerígenos. Mantenete lejos de las frituras, tales como las papas fritas y las donas. Siempre optá por hornear, grillar o hervir antes de freír como método de cocción.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe