finas hierbas

Cómo usar hierbas aromáticas para dar sabor en las comidas - Parte 2

Las hierbas son una forma fantástica y nutritiva de agregarle un sabor interesante a la comida.


Vinagrera (Rumex acetosa)

Esta hierba es rica en vitamina C y actúa como purificador de la piel y la sangre. Tiene un sabor fuerte y conviene usarla fresca.

La vinagrera puede disfrutarse con huevos o pescado al vapor, y es un condimento genial para sopas de verano. Probala con berro, ciboulette, puerro y estofado de pollo. O podés combinarla con algo frutal como nectarinas. La vinagrera contiene ácido oxálico y debe ser usada con precaución entre las personas con problemas renales, óseos o articulares.

Menta

El ingrediente activo de la menta, el mentol, le da un carácter fresco y refrescante. Además, el mentol ayuda a reducir la hinchazón, los espasmos y las náuseas, y estimula mente y cuerpo.

Usá menta en salsas y jaleas para complementar el cordero asado; o mezclala con ananá y maracuyá y servila con tu ron blanco o gin favoritos.

Citronela

La citronela tiene un rico gustito a limón y un aroma típico de la cocina del Sudeste asiático. Ayuda a aumentar la sudoración y relaja los calambres musculares y estomacales. Agregala a sopas para un sabor fresco, vibrante y cítrico, o mezclala con miel y combinala con postres o licuados.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Ortiga

La ortiga es una buena adición para tu dieta si estás tratando de bajar de peso. Esta hierba impulsa el movimiento de los intestinos, aumenta la función de la tiroides, mejora el metabolismo y libera mucosa en el colon, lo que permite la eliminación de los residuos excesivos. Además, ayuda a reducir la inflamación y alergias.

Tomá la ortiga en un té por la mañana (o cuando necesites ayuda en el departamento intestinal). Otra opción es cocinar las hojas de ortiga (como harías con la espinaca) para eliminar el picor, agregá sal, pimienta y un toque de limón para más gustito ¡y a disfrutar!

Andá por el camino de la kokedama

Una forma moderna de cultivar hierbas puertas adentro es a través de una “kokedama”. Con esta técnica, linda y práctica, una planta o hierba crece alrededor de una bolita de arcilla cubierta con musgo y unidas a través de un piolín. La hierba va a crecer desde la bolita y puede colgarse del techo. Solo tenés que rociar la planta con agua y asegurarte de que reciba luz solar directa.

Cómo guardar las hierbas

Las hierbas tienen una vida útil corta, por eso lo mejor es cultivarlas vos misma y usarlas cuando las necesitás. Cuanto más frescas, más nutrientes y sabor tienen. Si necesitás guardarlas sí o sí, envolvelas en papel de rollo de cocina húmedo y ponelas en una bolsa de plástico llena de aire.

Las hierbas en penca se almacenan mejor si las ponés en una bolsa de plástico con los tallos en agua. Para revivir las hierbas que están débiles, cortá los tallos y sumergilas en hielo durante un par de horas. Acordate de lavarlas bien antes de usarlas.


  Para publicar un comentario, log in

banner recipe