hierbas aromáticas

Cómo usar hierbas aromáticas para dar sabor en las comidas

¿Vamos a cocinar? En lugar de ir a buscar el salero, salgamos al jardín y juntemos hierbas frescas y saludables.


Estas plantas comestibles han sido utilizadas durante siglos, tanto en la comida como en la medicina, y son fáciles de mantener, aún en el jardín o en la casa más chiquita. Te contamos cuáles son algunas de las hierbas más saludables para cultivar y comer esta primavera.

Perejil

No importa si disfrutás del perejil italiano de hoja plana, con su sabor fuerte y su tolerabilidad al calor, o del perejil rizado, con un gusto más suave y más duración: no te podés equivocar. El perejil permite que los sabores de otros ingredientes se luzcan.

Esta planta verde brillante es también una buenísima (y por lo general subestimada) fuente de nutrientes. Es rica en clorofila, vitamina C y hierro. La clorofila, en particular, es famosa por contribuir en el metabolismo del oxígeno, lo que le da al perejil la capacidad de absorber olores. Por este motivo, esta hierba suele usarse como neutralizador del aliento después de cenar (en especial si comiste ajo). El perejil, además, es un buen diurético, ayuda a aliviar la indigestión y es bueno para la formación y limpieza de la sangre.

Solo tenés que cortarlo y agregarlo a un plato italiano o al que quieras. Si usás perejil rizado, agregalo al final de la cocción o justo antes de servir.

Cilantro

El cilantro, genial y versátil, no puede faltar en tu jardín de hierbas.

Esta hierba llena de sabor es un desintoxicante potente que saca los metales pesados como el mercurio y el plomo de los tejidos grasos (incluidos el cerebro y el sistema nervioso) y los elimina del cuerpo. Además, el cilantro ayuda a estimular el apetito y alivia la flatulencia y las náuseas. Agregalo a sopas, ensaladas, revueltos y salsas para lograr un gustito floral y perfumado.

Orégano

El orégano, que crece de forma silvestre en las montañas de Italia y Grecia, tiene fuertes propiedades antibacteriales, antivirales y antifúngicas. La palabra “orégano” significa “la alegría de la montaña” en griego; un nombre ideal para esta hierba.

A los griegos les encanta incluirlo en ensaladas con queso feta, mientras que los italianos lo disfrutan en la salsa de tomate de la pizza o la pasta. Preparate un pan de ajo con un toque de orégano así le das una manito a tu sistema inmune esta primavera.

Salvia

Con propiedades estimulantes y de limpieza, la salvia es conocida por ayudar a aliviar problemas de salud, incluidos dolores de cabeza, dientes descoloridos, mal aliento, libido baja y síntomas de la menopausia. Sus compuestos activos contribuyen con la digestión de comidas grasas.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

La salvia le da un gusto fuerte a la comida. Es un gran socio culinario para el cerdo, rape y pato, y es un ingrediente popular en salchichas, kebabs y rellenos.

Verbena de limón

La verbena de limón de verano se usa mucho como remedio para la retención de líquidos, el agotamiento, la depresión y la ansiedad.

La verbena de limón queda riquísima en el té helado. Mezclá una combinación de Earl Grey, Té de rooibos y verbena de limón para el té de base. Herví leche de almendras, azúcar de coco y vainas de vainilla y frizá la mezcla en cubitos de hielo. Agregá los cubitos al té de base, meté todo en la licuadora y disfrutá del resultado un día de verano.

Flores de borraja

La hermosa borraja, con sus flores azules y violetas, es una fuente excelente de ácidos grasos de omega 6, que ayudan en la regulación de las hormonas y disminuyen la presión arterial.

Levemente saladas y con sabor a pepino, las hojas de borraja frescas contienen nitrato. Si las tirás en carbón caliente, ¡van a chispear como fuegos artificiales! Sus flores decorativas pueden usarse en postres, tortas y ensaladas como decoración.

Laurel

Se cree que el laurel, que funciona tanto como narcótico y sedante, promueve la salud y la felicidad. El laurel fresco tiene un sabor fuerte, un poco amargo y picante. Las hojas secas suelen agregarse a estofados y sopas, así como a platos de carne y pollo, para añadir un sabor y olorcito sutiles. Una hoja entera de laurel es todo lo que necesitás para una olla mediana de sopa o guiso. Acordate de sacarla antes de servir el plato.

Albahaca

La albahaca dulce no solo es una de las hierbas culinarias más importantes, sino que también es buenísima para estimular la digestión y calmar los nervios.

La albahaca fresca se usa mucho en Francia e Italia para platos con pesto y tomate. Además, puede utilizarse seca (ojo que seca tiene un sabor más picante, parecido al curry). Poné hojas de albahaca fresca a ensaladas de pollo o usala como condimento para la pizza.


  Para publicar un comentario, log in

banner recipe