pelo liso

Todo lo que tenés que saber si querés alisar tu pelo

El sueño del alisado se puede convertir en una pesadilla: conocé los tratamientos más adecuados y las alternativas para mejorar tus ondas naturales.


Un lacio perfecto que quede impecable luego de que el pelo se seque al aire libre, un liso que ponga fin a la batalla contra el frizz o una cabellera sedosa y prolija es el sueño de muchas mujeres. Sin embargo, para terminar con la pesadilla de los rulos erizados no todo vale: lo más importante es cuidar la salud y no caer en lamentos luego de pasar por tratamientos nocivos.

Todos los alisados permanentes prometen resultados asombrosos, pero existen productos en el mercado que, a pesar de que se usan con frecuencia, están prohibidos por los organismos de salud. Esto es lo primero que debemos averiguar al preguntarnos cómo alisar el pelo. Entonces, lo primero que hay que hacer es utilizar productos autorizados.

El formol, que causó furor cuando apareció en el mercado, es altamente nocivo. Hoy la ciencia cosmética avanzó de tal manera que este producto se puede archivar en el pasado. Incluso aquellas fórmulas que poseen una pequeña dosis son dañinas. Y los riesgos van más allá del pelo: puede provocar la caída y quemadura del cabello, alergia, dermatitis e irritación en los ojos. Su sellado, con calor, emana gases que causan afecciones en las vías respiratorias.

Pasemos a los sí. El alisado sin formol brasileño reconstruye el pelo eliminando los quiebres, sana las puntas abiertas y le pone fin al frizz. Se puede usar en pelos teñidos o con reflejos y aporta brillo. Su aplicación puede demorar entre veinte y cincuenta minutos. Luego se realiza un acabado con planchita eléctrica. Durante 48 horas no hay que lavar el pelo y dura cuatro meses.

El alisado japonés es otra opción para cualquier tipo de pelo, ya que lo repara aportando proteínas y poliacrilatos que generan una película que acaba con el frizz. Tras su aplicación, se deja actuar no más de seis horas y tras enjuagarlo, secarlo y plancharlo, no se deberá mojar el cabello por 48 horas. No se recomienda usar si el pelo está decolorado. El termosellado cuticular iónico, en cambio, es un proceso que aporta queratina, elastina y melanina, devolviendo las propiedades que el cabello pierde con el tiempo. Alcanza un lacio perfecto o se puede utilizar para mantener las ondas quitando el frizz.

Si bien no alisa el cabello, el baño de keratina lo nutre y hace desaparecer el frizz. El cabello se torna más fácil para peinar y el brillo aumenta. No lo alisa, pero termina con el aspecto crespo. Es ideal para cuidar el cabello con ondas y rulos, como el termosellado. Finalmente, las cremas para peinar, tanto lacios como rulos, aportan excelentes resultados y no castigan el pelo. En cualquier caso y siempre que se usen productos permitidos, es fundamental nutrir el cabello en todo momento. 

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe