zapatos femeninos

Cómo proteger el calzado femenino del calor y la humedad - Parte 2

Podemos mantener en perfectas condiciones nuestros tacos.


Eliminá los olores feos

Lamentablemente, la humedad les impregna olor feo a los zapatos. Reducí este problema ventilando el calzado antes de guardarlo. Prepará bolsitas de muselina rellenas con carbón y ponelas en tus zapatos. El carbón ayuda a absorber los olores y la humedad, de manera que tus zapatos no tengan olor a moho la próxima vez que los uses.

Arreglá los rayoncitos

No podés evitar que se te rayen los zapatos, pero sí podes disimular esos rayones. Pintá los rayones en cuero mate con un crayón que tenga el mismo tono e integrá los bordes con un trapito suave. Sellá el color con cera para calzado sobre el área reparada.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Los rayones en zapatos de charol pueden cubrirse con unos toquecitos de laca de uñas, ya sea con el mismo color del zapato o una transparente.

Evitá la luz solar directa

Dejar tus zapatos en un lugar soleado puede hacer que pierdan el color, mientras que el calor excesivo puede hacer que se deformen. Para evitar el envejecimiento de tu calzado, guardalo en un lugar fresco, seco y con sombra. Invertí en un placard cerrado para zapatos con diferentes espacios de guardado que bloquee la luz solar directa y permita la ventilación adecuada.


  Para publicar un comentario, log in

banner recipe