como organizar el placard

Aprendé como organizar el placard

Renová tu placard y tus looks de verano por la ropa de invierno, pensá en cambiar flores por hojas otoñales


Es hora de sacar la ropa de abrigo y hacer lugar en el placard. Al momento de cambiar remeras, shorts y sandalias por abrigos, sombreros y sweaters de lana, transformá tu estilo con una paleta de colores fresca.

 

Ya a que la ropa de invierno ocupa más espacio con camperas voluminosas y muchas capas, el cambio de estación presenta una oportunidad perfecta para dejar ir algunas prendas y hacer lugar para las nuevas prendas en tu placard. Revisar tus prendas después de un año no es muy divertido. Así que programá una fecha, reservate un tiempo, agarrá un espejo de cuerpo entero y mucha luz. Pedile a una amiga que te ayude con el proceso durante una segunda sesión con una mirada e ideas frescas.

 

Empezá haciendo pilas al evaluar qué ropa se queda y cuál se va, para reducir tus decisiones: Guardar, tirar/donar, lavar/arreglar, y (todavía) no sé. Enfocate en las prendas que decidís guardar, si te van bien, intentá crear nuevos conjuntos actualizados. ¿Necesitás una prenda nueva para completar el conjunto? ¿Se adapta a lo que está de moda esta temporada? Esta pregunta es menos sobre las últimas tendencias y más sobre el estilo general que te va bien y sobre los esquemas de colores para este otoño-invierno.

 

Todos los años, los diseñadores de moda lanzan nuevas colecciones en las pasarelas de todo el mundo, de Nueva York a Paris, de Londres a Hong Kong, con gran anticipación. Estos fantásticos nuevos looks marcan tendencia, mientras que los colores más usados determinan el estándar para los tonos de moda en ropa y decoración. Por eso cuando elijas qué queda en tu placard, hacelo guardando las flores veraniegas y cambiándolas por las hojas otoñales.

 

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Tu placard de verano cuenta con colores más livianos y brillantes como verde lima, azul cielo, lila y amarillo. Tené en cuenta los colores y el estilo de la temporada y cómo funcionan con otras prendas. Salí de los clásicos colores otoñales como color ladrillo, dorado y verde. Fijate qué tonos son los más populares, como el azul cuarzo y el esmeralda o el índigo oscuro y el verde azulado. Es posible que tengas una blusa plateada que resalte con una bufanda en los tonos más vivaces de la temporada como fucsia o rojo furioso. Además asegurate de sacar tus accesorios.

 

Preguntas que debés hacerte cuando actualizás tu placard:

  • ¿Me encanta esta prenda?
  • ¿Me queda bien?
  • ¿El color va con mi combinación de colores o con las tendencias de la temporada?
  • ¿Necesito otra prenda para completar el conjunto con un color actual?
  • ¿En qué pila va? (tirar/donar o lavar/arreglar—o colgar)

 

Organizá tus conjuntos invernales y separalos por color. Hacé un inventario y anotá qué prendas te faltarían. Guardá la ropa de verano y colocá etiquetas en las cajas para guardarlas hasta la próxima primavera cuando vas a hacer todo esto de nuevo.

 

Luego: Revisá los placares de tus hijos. ¡Eso va a ser fácil! Si han crecido desde el año pasado, tendrás que empezar de nuevo.

Renovás tu placard, aprovechá y renovate vos también.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe