colores pastel

Colores de verano descubramos cómo combinar |Everydayme AR.

La planificación de la comida de los padres ocupados siempre suele estar pautada por los límites de tiempo. Te encantan los alcauciles pero es todo un lío prepararlos. (125 aprox. caracteres que conforman tres renglones dentro de la página)



Los pasteles son románticos y femeninos, y si usás estos colores en el verano, tenemos algunas propuestas frescas para que juegues con ellos.

Hacé ojitos

Descubrí a la artista que hay en vos y no le tengas miedo a una paleta de color. La mayoría de los colores pastel quedan divinos en los párpados.

Primero probá con un delineador de color para ver si te gusta el efecto. Solo recordá que el rímel marrón oscuro queda mejor que el rímel negro con los pasteles; y olvidate del delineado fuerte y oscuro para este estilo. Acá la única regla es no elegir la sombra del mismo color que tus ojos. El contraste de colores tiene mayor impacto. Y sí, te podés poner un rosa suave en los párpados sin parecer un ratón blanco; puede complementar los ojos azules y verdes de maravilla.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

El tono que favorece a todos los colores de ojos –desde el azul y verde al marrón– es el lila. Probá una sombra en crema. Son fáciles y rápidas de aplicar con los dedos, se secan enseguida y tienen una textura en polvo que nos favorece a todas, desde las adolescentes a las más grandes. La textura cremosa es muy conveniente para los párpados de las más maduras, que pueden tener algunas arrugas. Si no confiás en tus dedos, podés aplicar el maquillaje con un pincel de sombra para ojos. Todas las líneas duras están prohibidas para el estilo pastel; los colores se deben esfumar un poco con el dedo, un pincel o algodón. Un brillo leve o un toque de color quedan perfectos.

Las cejas también tienen que encajar con este estilo: peinalas hacia arriba y dales un tono suave con un lápiz marrón clarito o con polvo para cejas. No está bueno dejar las cejas pesadas u oscuras.

Hacé ojitos Corazones de azúcar

  • Mezclá azúcar blanca con agua, de a pocas gotas a la vez hasta que esté húmeda, pero no mojada.
  • Con un escarbadientes, agregá colorante para alimentos de a poco. Mezclalo bien.
  • Con una cuchara medidora de 5 ml, colocá el azúcar en cubeteras de silicona de la forma que más te guste.
  • Con un recorte en cartón de la misma forma, empujá el azúcar para que quede ajustada dentro del molde.
  • Dejá secar por la noche.

Con cuidado, desmoldá las formitas de azúcar y usá un pequeño cuchillo filoso para emparejar los bordes.


  Para publicar un comentario, log in

banner recipe