cuidado de piel

En invierno, tu piel necesita mimos

En invierno, tu piel está incómoda. Está seca, tensa, etc. Acá van algunos consejos para hidratarla.


Asegurate de que haya suficiente humedad en el ambiente.

Durante el invierno, nuestra piel está expuesta constantemente al aire seco y caliente de los calefactores. Para evitar la deshidratación de la piel, instalá un humidificador en tu casa u oficina. Es más, el aire frío y húmedo te va a ayudar a limpiar las vías respiratorias.

 

Bañate en lavanda.

Para hidratar la piel, date un baño de inmersión con aceite de lavanda. Llená la bañera con agua caliente, agregá 1 cucharadita de aceite de jojoba, 1/2 cucharadita de aceite de lavanda y 1/4 de cucharadita de aceite de semilla de uva. Esta mezcla suaviza, hidrata y revitaliza la piel.

 

Limitá los tratamientos para el cuidado de la piel

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

¿Usás habitualmente máscaras faciales, exfoliantes y otros tratamientos faciales? Estos productos remueven la barrera lipídica natural de la piel. Espaciá estos tratamientos para que la piel tenga tiempo de recuperar su humectación natural. Reemplazá los tratamientos usuales con tratamientos húmedos para dar elasticidad a las células de la piel.

 

Comé semillas de lino.

El aceite de lino hidrata desde adentro. El aceite de lino reduce el enrojecimiento, la irritación y la inflamación de la piel. Agregá 1 cucharada sopera de semillas de lino al cereal de la mañana o a la masa del pan, si hacés pan casero. 

 

Sé fiel a las cosas básicas

Para lograr una piel hermosa todo el año hay dos cosas esenciales: agua y protector solar. Tomá suficiente agua todos los días. Usá una crema con FPS 15, por lo menos, que te protege de los UVA y UVB.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe