piel

En invierno, tu piel necesita mimos

En invierno, tu piel se siente molesta Está seca, tirante, etc. A continuación te damos algunos consejos para hidratarla.


Asegurate de que haya suficiente humedad en el aire.

Durante el invierno, nuestra piel está constantemente expuesta al aire caliente y seco de la calefacción. Para evitar que tu piel se reseque, instalá un humidificador en tu casa o en la oficina. Además si estás engripada, el aire húmero ayudar a destapar tu tracto respiratorio.

Bañate en lavanda.

Para hidratar la piel seca, sumergite en un baño con aceite de lavanda. Llená la bañera con agua tibia, agregá 1 cucharadita de aceite de jojoba, 1/2 cucharadita de aceite de lavanda y 1/4 de cucharadita de aceite de semillas de uva. Esta mezcla alivia, hidrata y revitaliza la piel.

Limitá los tratamientos para la piel.

¿Tenés el hábito de usar máscaras faciales, exfoliadores y otros tratamientos faciales? Estos eliminan la barrera de lípidos natural de la piel. Espaciá estos tratamientos para que la piel tenga tiempo de restaurar su humedad natural. Reemplacá tus tratamientos habituales por tratamientos húmedos que le den más flexibilidad a las células cutáneas.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

 

Comé semillas de lino.

El aceite de las semillas de lino te hidrata desde el interior. Las semillas de lino reducen el enrojecimiento, la irritación y la inflamación de la piel. Agregá 1 cucharada sopera de semillas de lino a los cereales de tu desayuno o a la masa del pan si horneás el tuyo.

Mantenete fiel a los conceptos básicos

Para un piel hermosa toda el año, hay dos elementos fundamentales: agua y protector solar. Tomá suficiente agua todos los días. Y usá una crema con un factor de protección solar de al menos 15, que te protege de los rayos UVA y UVB.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe