cuidados de la piel

Cuidados de la piel: Lográ un cutis suave como la seda

Las góndolas de cosméticos están llenas de cremas, mantecas y aceites para el cuerpo. Conocé más sobre la función de cada una y cuándo deberías usarlas. Humectá tu piel todos los días y aprende lo mejor en cuidados de la piel.


Tu piel se vuelve seca, áspera y escamosa fácilmente si no la consentís. Esto es porque en grandes partes de tu cuerpo no hay glándulas sebáceas que ayuden a mantener tu piel hidratada y suave. Tus antebrazos, manos y piernas por ejemplo tienen menos glándulas sebáceas que tu espalda. El momento ideal para aplicar productos para el cuerpo es justo después del baño o la ducha, cuando tu piel todavía está húmeda y absorbe mejor el humectante. Vas a cosechar los beneficios si sos disciplinada y mantenés tu piel hidratada.

¿Qué pasa con las cremas con perfume?

Armá una nube de fragancias capa sobre capa usando los productos corporales de tu eau de toilette o perfume favorito. Sin embargo, si tu piel es sensible a las fragancias y los conservantes, o si sos alérgica a los perfumes, es mejor elegir un producto que sea adecuado para tu piel sensible.

Aceites corporales

Los aceites corporales han sido por décadas el secreto mejor guardado de una rutina de cuidado diario de lujo para las mujeres francesas. Tiene una textura más fina y moléculas más pequeñas que las lociones o las cremas. Esto significa que el aceite es absorbido más rápidamente y con mayor profundidad en la epidermis. El secreto es aplicar el aceite para humedecer la piel luego de un baño o ducha, para darle unos segundos a que se absorba y luego conservar la humectación con una loción o manteca corporal. De esta forma lidias con la sequedad, la picazón o la aspereza y proteges tu piel contra la deshidratación durante todo el día. Los aceites corporales modernos no son totalmente aceitosos, muchos de ellos son descriptos como "aceites secos" y son tan finos que te los podés rociar.

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Lociones

Las lociones tienden a tener una textura lechosa o de gel y son muy fluidas. Una loción corporal es fácil de aplicar, se asienta bien sobre la piel y es absorbida rápidamente; no necesitás esperar antes de cambiarte. Es la opción ideal si tu piel es aceitosa, ya que las fórmulas contienen menos aceite y más agua. Muchas lociones a menudo no solo humectan sino que también mantienen la juventud y firmeza de la piel y el cuerpo gracias a ingredientes como Q10, la última maravilla en la lucha contra el envejecimiento de la piel.

Mantecas corporales

Estas espesas y nutritivas cremas o mantecas humectan la piel de forma más intensa que una loción. No son fluidas y cuesta un poco más esparcirlas sobre la piel. Son muy buenas, en particular para las durezas de los codos, las rodillas, el escote, los talones, los antebrazos y las pantorrillas. Aplicá la manteca para humectar la piel y dale tiempo (aproximadamente tres minutos) para que la crema se absorba mientras te maquillás, y tu piel estará suave y humectada todo el día.

Consejo Usá una espátula para sacar la manteca corporal, ya que cada vez que metés el dedo en el pote, agregás bacterias que acortan la vida útil y la eficacia de tu producto.

  Para publicar un comentario, log in

nhati

nhati

Reportado

Interesante informacion sobre los aceites corporales,lociones y manteca corporal.Me sirvio la información,pero podrian decirme algunos ejemplos de marcas de cada producto.Porque desconosco cuales pueden ser buenas.

  • Reportalo
banner recipe