Piel seca

Cuidado de la piel seca por el frío

En esta temporada de frío es común sufrir de piel seca, conocé los factores que afectan la salud de tu piel y descubrí cómo cuidarla.


Cuando tu piel pierde flexibilidad se siente tensa o áspera, estos son signos que te indican que está sufriendo resequedad. No sólo sucede en tu rostro, también puede presentarse resequedad en tus manos, piernas, pies y brazos.

Mantener tu piel hidratada exige cuidados y atención, no es sólo cuestión estética, la piel reseca es un problema de salud, recordá que se trata de un órgano que no permite que sustancias y microorganismos nocivos penetren en el cuerpo; también controla la pérdida de líquidos fundamentales para la vida como la sangre y el agua, regula la temperatura corporal a través de la transpiración y protege de los rayos ultravioleta.

Te contamos algunas de las razones por las que tu piel puede sufrir este grave problema y formas de solucionarlo:

Registration

¡Hazte socia de P&G everyday y recibe ofertas exclusivas!

Hazte socia

Clima frío: Uno de los principales enemigos de la piel es el clima, cuando hace frío tu cuerpo procesa diferente el calor interno, uno de los factores que determinan la flexibilidad de tu piel. Una forma de prevenirlo es utilizar una crema corporal que en su fórmula incluya karité, o también podés aplicar vaselina en los labios cada noche para protegerlos. Tampoco olvides cubrirte lo mejor que puedas la piel del rostro y tus manos.

El agua: Lavarte las manos o la cara demasiadas veces puede provocar resequedad. Una de las recomendaciones es utilizar agua templada en todo lo que puedas ya que tanto el agua fría como la muy caliente afectan tu piel.


Esto no significa que no laves platos con agua fría, sino que utilices productos suaves con la piel, como el detergente Magistral para piel sensible, y justo después no te olvides de aplicarte una crema humectante.

Envejecimiento: Aunque nuestra piel se renueva constantemente, el envejecimiento corporal también afecta su flexibilidad y capacidad de regenerarse, por lo que es más propensa a resecarse. Aunque ganar edad es inevitable, una opción para mantener tu piel joven y contribuir a su hidratación es empezar a utilizar cremas especiales para tu cara y cuerpo luego de los 40 años.

  Para publicar un comentario, log in

banner recipe